Especial Halloween 2012: cinco historias para una noche terrorífica

Sigue a Papelenblanco

halloween postcard

El año pasado, por estas fechas, os contaba cuáles son mis cinco libros de terror favoritos. Para este año he decidido recopilar cinco historias ideales para pasar una noche de miedo. Literalmente. Este año ha estado un poco escaso en cuanto a lecturas de terror se refiere. No he sido consciente, desde luego, pero el tiempo pasa muy deprisa, vas leyendo un libro, otro y otro, y cuando te das cuenta ha pasado un año y has acumulado otro montón de libros que esperan pacientes a que los leas.

La confección de esta lista ha sido un poco extraña. Decidí hablaros de historias, no de libros, por nombrar esos relatos que me han encogido el corazón en algún momento. Comencé a pensar en esas historias horripilantes y así, de primeras, no se me ocurría ninguna. ¡No podía ser! ¡Con lo que a mí me gustan los cuentos de terror! ¿Cómo era posible? Eso fueron los primeros cinco minutos, claro. Después empecé a recordar una historia. Luego esa otra, y aquella… En un rato tenía una lista, no interminable, pero sí bastante larga. He recortado de aquí y de allí, para dejar sólo estas cinco. No sé por qué precisamente estas cinco, sinceramente. Un pálpito, una intuición, como queráis llamarlo. El caso es que es que con estas cinco historias he pasado miedo en algún que otro momento. ¿Te atreves a descubrirlas?

  • ‘Abuela’ de Stephen King. Quién me lo iba a decir a mí. No soy (para nada) muy fan del amigo Stephen King, pero cuando me puse a pensar en historias que me hubieran erizado los pelos de la nuca, enseguida me acordé de esta. Un niño se queda sólo en casa con su abuela postrada en la cama. No os revelo más, pero se trata de un relato de terror puro y duro, sin concesiones y memorable. De lo mejor que ha escrito este hombre, y mira que yo no soy muy de alabarlo, pero hay que reconocerle el mérito. Podéis encontrarlo en el libro de relatos La expedición.
  • ‘Una edad difícil’ de Anna Starobinets. Este relato da nombre a un libro de cuentos de terror, uno de los pocos que he leído este año, precisamente. Una madre ve como su hijo cambia de manera gradual, sin que sepa la razón, mientras la verdad, monstruosa e inconcebible, se esconde en su interior. Hay que leerlo y disfrutarlo, y aunque todo el libro merece la pena, comenzar con este relato es simplemente espectacular. Del mejor terror contemporáneo.
  • ‘Aire frío’ de H. P. Lovecraft. Aquí tenemos un problema. Confieso que en un principio pensé en El extraño caso del Señor Valdemar, de Edgar Allan Poe. Sin embargo, conforme lo rememoraba, me di cuenta de que estaba mezclando estos dos relatos, de modo que al final me decidí por el de Lovecraft. Con sus diferencias, ambos me resultan muy similares, y sus científicos con sus particulares experimentos me llevan al terror más clásico, ese que tanto me gusta.
  • ‘El árbol de saliva’ de Brian Aldiss. Un clásico de la ciencia ficción, más que del terror, la verdad, pero no me he resistido a hablar de él. Se trata de un homenaje a H.G. Wells y su Guerra de los mundos, pero yo siempre le he visto ecos de El color surgido del espacio, del amigo Lovecraft. Una granja recibe la visita de unos seres del espacio exterior y… hasta aquí puedo leer. Una gran lectura, para volver la vista al cielo, y no ver sólo estrellas…
  • ‘Esqueleto’ de Ray Bradbury. La muerte de Ray Bradbury ha sido una de las noticias más tristes a la que nos hemos enfrentado este año. Es uno de mis autores favoritos y su muerte me llegó en un momento delicado en mi vida personal, por lo que no puedo evitar sentirme profundamente triste cada vez que me acuerdo de él. He elegido este relato porque ya sabéis lo mucho que me gustan los esqueletos, y en este caso, los huesitos tienen una importancia vital. Un miedo profundo, atávico, y un final impactante, el bueno de Ray sabía cómo hacernos felices…

Estas son mis cinco historias favoritas para esta noche. Si me dais margen, podría estar recordando muchas más historias que me han hecho temblar, pero en este momento me quedo con estas. Es una noche para pasar miedo, y, sobre todo, para divertirse. Cuando ambas cosas pueden hacerse con un libro en la mano, el plan es redondo… Por cierto, ¿cuales son vuestros relatos más terroríficos?

En Papel en Blanco | Halloween

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios