Los cinco mejores libros que ha leído Fausto en el 2011

Sigue a

mejores_libros.jpg

Siguiendo la estela marcada por mi compañera Sarah, yo también voy a elegir los que para mí han sido los mejores libros de este 2011, y no hablo estrictamente de novedades, sino los que concretamente he leído durante este año que ya nos deja. Como siempre, entre mis lecturas se han encontrado títulos que me han dejado un recuerdo imborrable y otros que sinceramente han pasado sin pena ni gloria.

Sobra decir que esta lista es total y absolutamente subjetiva, y que para confeccionarla he tenido en cuenta las emociones que me transmitieron durante su lectura, por supuesto sin olvidarme de lo que buscaba en cada momento y lo que me ofrecieron. Pero dejo ya de aburriros y vamos a lo realmente importante, aquí van mis cinco libros favoritos. Eso sí, sin ningún tipo de orden, que bastante he tenido con elegir los cinco como para encima tener que darles una posición, jeje.

‘El nombre del viento’ de Patrick Rothfuss. Sencillamente impresionante. Me quedo sin palabras para definir este excelente título para el que esperé a que llegarán mis vacaciones. Bien hecho, ya que la historia de Kvothe te engancha de una manera que necesitas muchas horas de lectura. Tiene absolutamente de todo, y lo que más me atrae es lo realista que resulta para ser una obra de fantasía. Ya estoy deseando hincarle el diente a su continuación, El temor de un hombre sabio, pero tendré que esperar a mis próximas vacaciones para disfrutarlo como se merece.

‘Habladles de batallas, de reyes y elefantes’ de Mathias Enard. Sin duda la sorpresa más agradable de este año, ya que su lectura resulta una auténtica delicia y disfrutamos con cada párrafo leído. Una figura histórica (Miguel Ángel Buonarroti), una historia que enamora y un estilo narrativo de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo, son sólo tres de los ingredientes de esta joyita.

‘El mar en llamas’ de Alberto Vázquez-Figueroa. Este es sin duda un caso inequívoco de que lo leí justo cuando lo necesitaba. Andaba estresado y tenía ganas simplemente de desconectar, y con mi primera incursión en un título del famoso autor me topé con un libro entretenidísimo por los cuatro costados. Y ahí estaba yo, deseando salir del trabajo para entrar de nuevo en la vida de Asdrúbal Valladares.

‘Crímenes’ de Ferdinand Von Schirach. No podía faltar por supuesto un libro de relatos en esta lista, que ya sabéis que es una de mis debilidades. Y tengo que reconocer que este me sorprendió muy gratamente, ya que teniendo en cuenta que todos los relatos están relacionados con el mundo judicial, los once que aquí aparecen tienen una variedad impresionante. Si a eso le unes una gran capacidad para meternos en la historia y una forma de escribir muy cercana y directa, pues ya tenemos motivos sobrados para que aparezca aquí.

‘La delicadeza’, de David Foenkinos. Ya comenté en su día que no es la historia lo mejor de este libro, pero es que si ha habido un libro con el que he disfrutado mientras lo leía, ha sido con este. ¿Por qué? Pues porque la forma de escribir de este hombre es sencillamente perfecta, con grandes dosis de elegancia y un sentido del humor finísimo. Sólo necesitamos unas pocas páginas para caer rendidos a los pies del autor. Y por cierto, ya son varios familiares los que lo han leído y todos coinciden en lo mismo.

Y hasta aquí lo que ha dado de sí este 2011 lector para mí. Como os podéis imaginar, he tenido que dejar fuera a algún autor o libro que merecería sin duda estar aquí, como Mark Twain o Terry Pratchett. Pero había que elegir, y eso he hecho. Ahora sólo me queda desearos a todos un feliz 2012, y que al menos nos acompañe la salud… y los libros, muchos libros.

En Papel en Blanco | Los cinco mejores libros que ha leído Sarah en el 2011

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios