Los cinco mejores libros que ha leído Josep en 2012

Sigue a

Libros

Este año ha sido uno particularmente fructífero para mí en lo que a lecturas se refiere. He llegado casi a la cincuentena de libros leídos, y en esa cantidad ha habido un poco de todo. También he desarrollado ciertas costumbres lectoras: a principios de año, a cuenta de un viaje de estudios a la nieve, me metí en el universo Wallander de Henning Mankel, y he decidido visitarlo cada invierno. En verano, en cambio, me voy a Poniente a por una nueva entrega de ‘Canción de hielo y fuego’. Y como buen profesor de literatura, este año he revisado algunas de las obras que explico en el temario, como las ‘Rimas’ de Bécquer, ‘Yerma’ de Lorca o la titánica ‘La regenta’ de Clarín, en la que aún sigo inmerso.

Pero a la hora de hacer una selección de lo mejor que he leído durante este 2012, me quedo con estos cinco libros, que cito a continuación sin ningún orden en particular.

  • ‘Tormenta de espadas’ de George R.R. Martin. Sí, yo también soy un encadilado lector de ‘Canción de hielo y fuego’, pero me he propuesto ir a un solo libro por año. Para mí es la única manera de no apartar otras lecturas que quiero hacer, y además disfrutar de la comparación cercana entre cada temporada de la serie de televisión y los libros. Este verano terminé el tercer volumen de la saga, ‘Tormenta de espadas’, y he de decir que es el que más me ha gustado de momento. Martin tiene una gran capacidad para crear esos personajes llenos de carismas y unas situaciones cada vez más tensas que hacen que uno quiera saber más y más. Si a eso le añadimos su total despreocupación por quien viva o muera, tenemos un libro donde puede ocurrir absolutamente de todo. Esta saga fantástica, que además combina tanto una historia de intriga como momentos épicos, se ha ganado un lugar en mi corazoncito junto a mis queridos libros sobre La Compañía del Anillo, Elric de Melniboné o, por qué no confesarlo, la Dragonlance.
  • ‘Una lectora nada común’, de Alan Bennett. En uno de esos venazos lectores que me arrebatan, cogí este libro de mi biblioteca, que yacía olvidado desde que lo conseguí. Un tiro a ciegas, porque ni su portada ni el resumen del argumento de la contraportada me convencían. Pero una vez más se demostró que no hay que juzgar un libro por su encuadernación. ‘Una lectora nada común’ es una deliciosa comedia que habla, en el fondo, de lo maravilloso que es leer libros y que consecuencias nos lleva. Con un delicioso y fino humor británico, Alan Bennett hace a la reina Isabel II la protagonista de su libro, un personaje que finalmente se nos hace cercano y entrañable.
  • ‘La evolución de Calpurnia Tate’, de Jacqueline Kelly. Si hay una cosa que me gusta en una novela (y en una serie, o una película, o un cómic) son los personajes femeninos fuertes. Y uno de los personajes femeninos más interesantes que he leído en estos últimos meses es el de Calpurnia Tate, la protagonista del libro de Jacqueline Kelly. No me atrevería a decir que es un libro destinado al público juvenil, porque es mucho más: es la historia de una chiquilla, en el corazón de los Estados Unidos de principios de siglo XX, que no se resigna a seguir la tradición que parece que va a marcar su vida, y conoce un nuevo mundo de posibilidades gracias a su abuelo, aficionado a la historia natural y ferviente admirador del método científico. Delicioso de principio a fin, antidogmático, y arrebatador hasta para un alma de letras puras como servidor. Espero poder hablaros un poquito más de él en breve.
  • ‘El coloquio de los pájaros’, de Peter Sís. Precioso libro de sabiduría, Peter Sís se basa en un antiguo poema persa para ilustrar una obra donde la peregrinación de las aves se convierte en un viaje iniciático interior y exterior. Preciosas las imágenes de Sís y un texto conmovedor que le valieron al autor el premio Andersen 2012 en la modalidad de ilustración.
  • ‘Caza de conejos’, de Mario Levrero. Otro libro que no me habría llamado la atención de no haberme empeñado en su lectura. Casi podemos decir que Mario Levrero otorga carta de naturaleza al subgénero del microcuento con este libro. Una surrealista caza de conejos sirve como excusa e hilo hilvanador de toda una serie de experimentaciones narrativas en las que encontramos humor, erotismo,realismo mágico, metaficción. Un libro diferente y original que viene complementado por las ilustraciones de Sonia Pulido, que se adaptan perfectamente a ese aire excéntrico de la obra.

Algunos de los que también merecerían estar en este top serían la edición de Libros del Zorro Rojo de ‘El fantasma de Canterville’, o la edición de los cuentos del sobrenatural de Dickens, aunque sólo sea por el genial relato ‘El guardavías’. Por el camino se han quedado algunos como ‘El lunes empieza el sábado’ de los hermanos Strugatski, y que tras intentar leerlo dos veces me confieso incapaz de terminarlo. ¡Espero que, igual que a mí, este 2013 ostraiga abudantes e interesantes lecturas!

En Papel en blanco | Los cinco mejores libros que ha leído Fausto en el 2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios