Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

'El viaje del elefante' + 'El hombre duplicado'

'El viaje del elefante' + 'El hombre duplicado'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
\"El

El viaje del elefante

Aprovechando su estancia en Valladolid, a mediados del siglo XVI el rey Juan III de Portugal decidió regalarle su elefante al archiduque Maximiliano de Austria. El elefante se llamaba Salomón. Atravesó Portugal y Castilla, el Mediterráneo, Italia, los Alpes y finalmente el Danubio hasta Viena. Ésta es la historia de su odisea, en la que se irá cruzando con toda clase de personajes.

Pero las cosas no son tan sencillas, y menos cuando se trata de una obra de Saramago. Estamos ante el viaje de un elefante, y los elefantes son capaces de cambiar las cosas allá por donde pasan. El viaje del elefante no es un libro histórico, es una combinación de hechos reales e inventados que nos hace sentir la realidad y la ficción como una unidad indisoluble, como algo propio de la gran literatura.

Escrita diez años después de la concesión del Premio Nobel, El viaje del elefante fue concebida por Saramago durante su retiro en la isla canaria de Lanzarote. Se da la circunstancia, además, de que Saramago escribió este libro en el transcurso de una grave dolencia respiratoria que hizo temer por su vida. Él mismo llegó a dudar de que pudiera terminarlo.

Pero ello no se transmite ni un ápice en la tierna historia del elefante Salomón. Saramago, admirador de Kafka y Borges, considera que las novelas deben surgir de laimaginación y no de las vivencias personales, así que, como él mismo señala:

Es un libro donde no se notan ni los 86 años ni la enfermedad que he tenido que soportar.

De nuevo, el estilo de Saramago es el de escribir párrafos seguidos sin introducir diálogos ni usar mayúsculas más que al comienzo de cada oración, si bien sea tal vez la obra de Saramago más fácil de leer. Sobre todo porque no hay tantas digresiones por parte del narrador, y porque aquí Saramago atempera su mirada ácida, que está sustituida por una ternura apta para todos los públicos. La estructura de la obra, a su vez, es la de un cuento de la que entran y salen elementos fantásticos.

Su esposa y traductora, Pilar del Río, declaró sobre El viaje del elefante:

es un libro coral donde los personajes entran, salen y se renuevan de acuerdo con las peculiares exigencias narrativas que el autor se impuso y le impusieron". "El elefante y su cuidador tienen nombre, como otros personajes que figuran en los manuales de historia aunque aparezcan también personas anónimas, gente con quien los miembros de la caravana se van cruzando y que comparten perplejidades, esfuerzos o la armoniosa alegría de un techo después de tantas noches durmiendo a la intemperie.

Podéis leer una reseña más en profundidad de El viaje del elefante en Papel en Blanco.

El hombre duplicado

José Saramago
En El hombre duplicado Saramago vuelve a recurrir a una anécdota desconcertante que desencadena la trama. En este caso se trata de un profesor de Instituto, Tertuliano Máximo Alfonso, que descubre viendo un película a un actor idéntico a él. Una copia perfecta de sí mismo que, sin embargo, no tiene vínculo de sangre con él.

De este modo, encontrar a su doble se convierte en el objetivo y la obsesión de Tertuliano. Aunque nuevos dilemas se desencadenarán cuando por fin lo haga.

La metáfora en la que profundiza el autor luso es la uniformidad de las personas, la lisura de las personalidades, el gregarismo, la unidimensionalidad. Y en cualquier caso, ¿qué es lo que nos hace únicos? ¿Qué características deberíamos potenciar para diferenciarnos de la masa? ¿Podríamos asumir que nuestra voz, nuestros rasgos, hasta la mínima marca distintiva, se repitan en otra persona?

En cuanto a los diálogos, para amenizar las reflexiones del protagonista, Saramago echa mano de una figura imaginaria, el Sentido Común, que da la réplica al protagonista. Así, Saramago convierte la voz narradora en sujeto activo, en un juego metaliterario ciertamente cómplice. En ocasiones, incluso, podremos ser testigos de largas discusiones entre el Sentido Común y el protagonista.

La novela fue publicada en 2002 y sigue la estela de obras donde se pone en entredicho la identidad humana, como ya sucedía, por ejemplo, en El doble, una de las novelas menos conocidas de Dostoievski.

Publicidad

También te puede gustar