Síguenos

Chick lit

Chick lit es un subgénero de la novela romántica, escrito y dirigido para mujeres jóvenes, especialmente solteras, trabajadoras y están entre los veinte y los treinta años. El término proviene del argot estadounidense “chick”, que equivale a chica y “lit”, que hace referencia a literatura, así que podríamos decir que se trata de ‘Literatura para chicas’.

Este tipo de novelas, que encuentra su esplendor a partir de 1996 con la aparición y el éxito de Helen Fielding y ‘El Diario de Bridget Jones’, ha alcanzado los primeros puestos en las listas de best-seller, dando lugar la aparición de casas editoriales dedicadas exclusivamente a publicar el género.

La frescura y el humor iniciales del género han ido desembocando en clichés y esquemas repetidos con historias similares. Los argumentos de las novelas chick lit se caracterizan por presentar distintas complicaciones amorosas, con personajes estereotipados, situaciones endulzadas y protagonistas que en poco se diferencian de unas novelas a otras: mujer joven, urbana, elegante, trabajadora, desenfadada en el sexo, independiente y a la búsqueda de la pareja ideal.

Por lo general, la protagonista vive situaciones estresantes tratando de mostrar una imagen de mujer actual y profesional y combinando dicha faceta con su vida privada que sufre altibajos sentimentales. Otros puntos en común de las novelas chick lit son el grupo de amigas, el amor por las compras, la fascinación por la moda, las relaciones con los chicos y las dificultades con las que se encuentran en el ámbito profesional.

El género surgió antes que el término con el que lo conocemos, a partir del libro ‘Confesiones de una sociópata y escaladora social: Crónicas de Katya Livingston’, escrito por Sue Townsend a mediados de la década de los noventa.

El término “chick lit” fue introducido en 1995 por Cris Mazza y Jeffrey DeShell, como título irónico cuando editaron su antología: ‘Chick Lit: Ficción Postfeminista’. El género se definió como un tipo de post-feminismo o de segunda ola del feminismo que iba más allá de presentar a la mujer como una víctima dependiente del hombre para encontrar su propia valía.

Han surgido algunas variaciones de este género dirigidos a otro tipo de lectoras, como son:

  • “Chica-Lit”, enfocado a mujeres latinas de clase media radicadas en los Estados Unidos de Norteamérica. De este modo se da respuesta a cierta crítica, ya que las protagonistas de la chick lit siempre son de raza blanca, norteamericanas o europeas y de clase media o media-alta.
  • “Matrona-Lit”, dirigido específicamente para las mujeres maduras y ya no sólo a las chicas que rondan la veintena y la treintena.
  • “Teen-Lit”, que son libros dirigidos a las adolescentes en donde se abordan temas actuales dentro del ambiente estudiantil y juvenil.

Algunas de las autoras y obras más populares del género chick lit son la mencionada Helen Fielding y su Bridget Jones, Candace Bushnell, la autora creadora de ‘Sexo en Nueva York’ (“Sexo en la ciudad” en Hispanoamérica) con ‘Mujeres de Manhattan’ o ‘Tras la pasarela’, Marian Keyes con ‘Lucy Sullivan se casa’ o ‘¿Quién te lo ha contado?’, Lauren Weisberger y ‘El diablo viste de Prada’...

En España también encontramos alguna autora que se dedica a este género. Es el caso de Emma Reverter y su primera novela ‘Citas en Manhattan’, el de Rebeca Rus con ‘Sabrina: 1, el Mundo: 0’ o de Miriam Lavilla Muñoz con ‘Aceptamos marido como animal de compañía’.

En Papel en Blanco | Diccionario Literario

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios