‘El cerebro accidental’ de David Linden: la evolución de la mente y el origen de los sentimientos

Sigue a Papelenblanco

El número de libros sobre neurociencias se multiplican de forma añarmante en los anaqueles de las librerías. Digo alarmante porque muchos de ellos no dejan de ser repeticiones de los mismos conceptos explicados de maneras ligeramente distintas. Sin embargo, cuando leí la contraportada de El cerebro accidental, de David Linden, La evolución de la mente y el origen de los sentimientos, enseguida me di cuenta de que me estaba enfrentando a un libro de neurociencia de enfoque radicalmente distinto.

La mayoría de libros sobre el cerebro presentan a la masa gris que palpita bajo nuestro cráneo como un hito de la evolución, un órgano exquisitamente complejo y preciso, una especie de revolución biológica, la solución a todos los problemas del universo (y, por supuesto, uno de tantos argumentos falaces esgrimidos por los apologetas del diseño inteligente).

Lo que pretende el profesor de Neurociencia de la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins, David Linden, sin embargo, es enfocar el estudio del cerebro desde un punto diametralmente opuesto: el cerebro es una chapuza, una vergüenza de la naturaleza, un amontonamiento de parches que asombra no por su armonía sino porque parecen funcionar lo suficientemente bien como para mantenernos vivos.

El cerebro accidental, pues, se engloba dentro de esta nueva corriente de divulgación en neurociencia que se basa en la premisa kludge. La palabreja se suele soltar en el ámbito académico estadounidense. Está formada por las iniciales de los adjetivos klumsy (“torpe), lame (“poco convincente”), ugly (“feo”), dumb (“tonto”), but good enough (“pero bastante bueno”).

El problema es que Linden se queda a medio camino. Me explico: si bien en muchos capítulos incluye esta visión herética de nuestro cerebro, dejando patente que en efecto es un revoltijo improvisado que, pese a sus cortocircuitos, logra una serie impresionante de funciones, la mayoría del tiempo Linden se limita a explicar el funcionamiento del cerebro como lo haría cualquier otro libro estándar de divulgación.

Linden no es especialmente chispeante, excepto algunos chascarrillos moderados. Más bien se limita a narrar notarialmente cómo funciona nuestro cerebro, cómo surgen las emociones, la razón de que tendamos a forjar religiones y demás lugares comunes. Y en ocasiones, además, resulta denso para profanos, aunque Linden asegure que ha tratado de armar su libro siguiendo una premisa del pionero en el campo de la genética molecular Max Delbrück:

Imaginaos que el público al que os dirigís tiene cero conocimientos, pero una inteligencia infinita.

En definitiva, un libro acertado en el enfoque de determinados capítulos, pero que en general naufraga en sus expectativas y termina siendo un ejemplar de tantos sobre ese órgano quizá demasiado encumbrado que es el cerebro humano.

Editorial Paidós
247 páginas
ISBN: 9788449323386

Sitio Oficial | Editorial Paidós

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios