‘El mono estresado’ de José Enrique Campillo Álvarez

Sigue a

Mal que nos pese, vivimos en un mundo hobbesiano (quienes hayan leído a Thomas Hobbes me entenderán). Y bueno, también vivimos en un mundo darwiniano. Y ya puestos, en un mundo malthusiano, maquiavélico y orwelliano. Y seguramente me dejo algunos epónimos más.

Bajo este panorama, y el inexorable tictaqueo del reloj resonando por doquier, resulta comprensible que el estrés se haya convertido en una de las principales enfermedades de las sociedades desarrolladas. Una enfermedad que es coadyuvante de otras no menos preocupantes, como la obesidad, la diabetes o el colesterol.

Sin embargo, el ciudadano de a pie apenas sabe nada acerca del estrés, salvo lo que, en cuentagotas, se destila en los medios de comunicación de masas. Por ejemplo, no existe un solo tipo de estrés: por ejemplo, hay estrés homeostático, aleostático o pantostático.

Bajo el subtítulo ‘Todo lo que usted necesita saber sobre el estrés, su prevención y su tratamiento, como nunca se lo habían contado’, El mono estresado es un libro de divulgación correctamente escrito por el médico y experto en nutrición y alimentación José Enrique Campillo Álvarez (premio Nacional de Investigación 1989, concedido por la Sociedad Española de Diabetes).

El auto aborda el tema del estrés desde un enfoque ligeramente distinto al tradicional, desde la llamada medicina darwiniana, es decir, bajo el prisma de la evolución biológica, sin olvidarse de cómo vivían nuestros ancestros y de por qué reaccionamos como lo hacemos ante las vicisitudes cotidianas.

Una enfoque que ya había sido explotado por el autor en sus anteriores obras: El mono obeso y La cadera de Eva, publicados ambos en esta misma editorial. Tal y como señala el propio autor a propósito de la medicina darwiniana o evolucionista: “muchas de las enfermedades que nos afligen a los seres humanos (en especial a los que habitamos sociedades desarrolladas y opulentas) son consecuencia de la discrepancia entre el diseño evolutivo de nuestro organismo y el uso que de él hacemos”.

El mono estresado no es divulgación, sin embargo, para todos los públicos, ni tampoco debe confundirse con una suerte de manual de autoayuda: estamos ante un libro riguroso y jalonado de terminología que requiere una lectura atenta o hasta unos conocimientos previos. Con todo, el libro puede ser disfrutado en distintos niveles por toda clase de lectores.

Nuestros ancestros desarrollaron a lo largo de la evolución una peculiar condición metabólica que se denomina “resistencia a la insulina” y que albergamos en nuestro genoma casi un 40 por ciento de la población mundial y hasta el 80 por ciento en algunos comunidades, como los indios pima americanos o los nauruanos de la Polinesia. La insulina regula el metabolismo de la glucosa.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario