‘Inteligencia intuitiva’ de Malcom Gladwell, ¿por qué sabemos la verdad en dos segundos?

Sigue a Papelenblanco

Este es un libro que ahonda en el poder de nuestros pálpitos, de nuestras intuiciones, de nuestra primera impresión, de esas minireflexiones que apenas duran unos segundos, incluso mucho menos, y que resultan mucho más acertadas que meditaciones de semanas o meses.

Este libro trata de demostrar que decidir a golpe de ojo no sólo puede ser positivo sino que incluso nuestro cerebro, a nivel estructural, favorece esta clase de mecanismos cognitivos gracias a la selección natural.

Y para explicarnos de una forma distendida y altamente divulgativa todo este asunto, Malcom Gladwell, un periodista científico de The New Yorker y del Washington Post que mezcla los últimos descubrimientos en neurociencia y psicología, ha escrito Inteligencia intuitiva.

Frente a las avalanchas de incesante información a las que estamos siendo sometidos diariamente, cada vez nos cuesta más tomar decisiones. Acabalamos datos, los cruzamos, buscamos nuevos datos, evaluamos las opiniones de otros. Y al final, nos equivocamos.

Y es que, a pesar de las apariencias, nuestro cerebro no está preparado para meditar demasiado sobre las decisiones que debe tomar. Nuestro cerebro fue cableado en una época en la que la reflexión no tenía valor sino la decisión rápida: ante los peligros de la sabana africana, no valían filosofías, sino actuar o morir.

Por esa razón, cerramos los ojos automáticamente cuando alguien juega a golpearnos el rostro: aunque conscientemente sabemos que sólo es un juego, nuestro cerebro nos toma la delantera. Por esa razón, también, debemos prestar más atención a nuestras primeras intuiciones: nuestro cerebro ha procesado a nivel inconsciente una información que nosotros todavía no hemos conseguido percibir.

Para demostrar la importancia de esta inteligencia intuitiva, la inteligencia que sabe filtrar pocos factores que resultan fundamentales entre un número elevado de variables, Gladwell nos habla de un psicólogo que ha conseguido predecir cuánto tiempo durará un matrimonio sólo analizando cómo interactúan entre ellos durante unos minutos.

O la historia de un entrenador que sabe cuándo un tenista cometerá una doble falta, incluso antes de que la raqueta entre en contacto con la bola. O que un experto en antigüedades sepa si una pieza es falsa, a pesar de que meses de análisis dicen lo contrario. O que haya médicos que reciben más demandas por negligencia aunque cometan menos errores que otros.

Todo esto es posible gracias a esa parte del cerebro que opera de forma automática, en modo zombi, lejos de nuestra conciencia, y que continuamente, como una baliza en mitad de un océano oscuro, nos envía señales de alerta. Señales que deberíamos aprender a registrar e interpretar para conducirnos con más sabiduría por nuestra vida.

Un libro para descubrir que no siempre los prejuicios son malos, ni tampoco los juicios rápidos, y que al no pensar también estamos pensando.

Antonio Damasio analizó pacientes que tenían una lesión en una parte del cerebro, pequeña pero determinante, que se llama córtex prefrontal ventromediano, y que se encuentra justo detrás de la nariz. El área ventromediana tiene un papel crucial en la toma de decisiones. Se ocupa de resolver contingencias y de establecer relaciones y filtra la montaña de información que obtenemos del mundo exterior para establecer prioridades y poner atención en esas cosas que demandan nuestro interés inmediato. La gente que tiene alguna lesión en el área ventromediana son personas perfectamente racionales. Pero no tienen criterio. Para ser más precisos, diremos que no tienen este asistente mental en su subconsciente que los libere para que puedan concentrarse en lo que es realmente importante.

Editorial Taurus
Colección Taurus Pensamiento
296 páginas
ISBN 8430605916

Vía | Ficha en Editorial Taurus

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios