Eric Lax publica sus 'Conversaciones con Woody Allen'

Síguenos

Woody Allen

Eric Lax es el biógrafo oficial de Woody Allen, con quien se ha reunido periódicamente durante las últimas décadas para charlar sobre su carrera, sus películas y su forma de trabajar. Recientemente, ha recopilado todo el material jugoso recogido durante estos años en el libro Conversaciones con Woody Allen. Existen ya muchos libros dedicados a analizar la obra de este genio de Brooklyn, pero qué mejor que acudir a sus propias palabras para conocerlo un poco mejor.

El libro está dividido en varias partes que pueden leerse de forma independiente, aunque son complementarias entre sí. Cada una transcribe las conversaciones mantenidas en diversos momentos de la carrera de Woody, empezando siempre por los años 70, cuando comenzó a forjar su carrera como director de cine. Los temas globales hablan sobre la gestación de las ideas, la escritura de los guiones, la elección de los actores y las localizaciones, entre otros, para finalizar con una reflexión acerca de la profesión de cineasta.

A medida que nos adentramos en sus páginas, nos encontramos con numerosas curiosidades acerca de la creación de esas películas que hemos visto una y otra vez, con las dificultades que surgen durante el desarrollo de estos proyectos y con la forma que tiene Woody de desarrollar sus ideas. Muchas de las cuales pasan décadas anotadas en un trozo de papel hasta convertirse en las películas que todos conocemos.

Uno de los temas más interesantes que se plantean en la obra es la polémica que ha despertado entre muchos la preferencia de Woody por el drama frente a la comedia. Muchos lo acusaron de arremeter contra el género que lo ha hecho famoso y que le ha dado de comer. Él mismo aclara que nunca ha sido su intención quitarle valor a la comedia, y que de hecho se siente muy a gusto haciéndola, aunque confiesa que disfruta mucho cuando se aleja del género (como ocurre en la estupenda Match Point) y que sus verdaderos referentes son directores como Bergman y Fellini, por mucho que también disfrute con las películas de cómicos como Bob Hope.

Woody también se muestra muy crítico con su trabajo, especialmente cuando piensa que esa comicidad puede llegar hasta el punto de la trivialidad. Según él, es lo que ocurrió con La maldición del escorpión de Jade, que a mí me parece una película entretenida e inteligente, pero a él siempre le quedó la espinita de darle un corte más serio.

Esto nos conduce a otra de sus eternas dudas: la de si aparecer o no en sus películas. Woody se define a sí mismo como un actor limitado que sólo funciona bien en determinados papeles (ese sempiterno neoyorquino neurótico tan entrañable), y en los últimos años se muestra partidario de aparecer lo menos posible para poder explorar nuevas posibilidades en su cine. Por consiguiente, para explotar aún más su vena dramática.

Conversaciones con Woody Allen es un libro entretenido y revelador que nos descubre el proceso creativo que hay detrás de esa figura bonachona reconocible en todo el mundo. Al igual que pasó con El cine según Hitchcock, fruto de sus conversaciones con Truffaut, este libro nos permite adentrarnos en la mente del genio para descubrir, además de algunos de los secretos de su creatividad, sus opiniones sobre el cine como arte y profesión, así como un indispensable manual para todos aquellos que aspiren a colocarse algún día detrás de las cámaras.

Más información | Editorial Lumen

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario