'Pergamino, el hijo del cazador de libros' de Sergio Sierra y Meritxell Ribas

Sigue a Papelenblanco

Susurramales y Pergamino

Pergamino es el hijo del bibliotecario mayor del reino eslavo de An. Su padre se ha labrado una legendaria reputación como cazador de libros. Una noche presencia como éste es amenazado por una extraña criatura, que lo maldice y le arrebata la capacidad de comunicarse, condenando a un bibliófilo como él a un infierno en vida. Pergamino, acompañado por un diablillo doméstico, Susurramales y un carnero embrujado, Cabrunillo, deberá viajar lejos y enfrentarse a los más diversos peligros para tratar de revocar la maldición que pesa sobre su padre…

Éste es el planteamiento inicial de ‘Pergamino, el hijo del cazador de libros’, la nueva novela ilustrada de Sergio A. Sierra y Meritxell Ribas. Ambos autores ya habían colaborado juntos en el libro ‘Pincel de zorro’ (Editorial Ondina) y en la adaptación al cómic de ‘Frankenstein o el moderno Prometeo’ que editó Parramón. Su nuevo libro es una historia para todo tipo de lectores, donde Sergio Sierra, además de narrar con un un considerable brío las aventuras de Pergamino, hace una cosa que me encanta: nos prueba su amor infinito por los libros, y por el hecho de contar historias, que todo escritor lleva dentro.

Porque ‘Pergamino’ es un libro muy libresco, si me permitís este juego de palabras. Lo vemos en la devoción que siente el padre del protagonista por su biblioteca, al hecho de que, como Pergamino comprobará, los libros pueden hablarle (algo más que metafóricamente); lo vemos también, en la cantidad de libros, reales o ficticios, que son citados a lo largo del libro.

La misma historia se puede ubicar en un contexto clásico: se trata de una aventura iniciática para el héroe (que Vladimir Propp habría sabido clasificar muy bien), y tras la cual ya no será el mismo. Se nota el cariño y el completo dominio que Sergio tiene de las narraciones míticas, de su estructura y de sus personajes. Además, el hecho de que la historia se sitúe en el marco de la cultura tradicional eslava, le da pie para que pueda jugar con su folklore y mitología cuentística. Si conocéis los cuentos populares rusos que compiló Afanasiev sabréis a lo que me refiero.

Sergio ha creado un plantel de personajes entrañables, entre los que destaca, nuestro héroe, Pergamino, que vive una aventura que le cambiará, pero sobre todo, mis dos secundarios favoritos: el maquiavélico pero bonachón Susurramales, y el misterioso carnero parlante Cabrunillo. Ambos son el contrapunto cómico del personaje principal, y merecerían por sí mismos vivir nuevas aventuras para los lectores.

Portada PergaminoPor lo que respecta a las ilustraciones, son también uno de los puntos a destacar más de esta obra. Meritxell domina como nadie la técnica del grattage, no muy usada en nuestro país, y sus ilustraciones revisten de un carácter épico, misterioso, a veces onírico, a la historia. Aunque el libro está profusamente ilustrado, nos hubiera encantado que la edición tuviera aún más dibujos.

El resultado final es un libro que se lee con agrado, que nos transporta. Sergio y Meritxell han logrado rescatar el espíritu de los cuentos tradicionales y crear una pequeñoa obra maestra.

La Galera ha editado el libro tanto en castellano como en catalán, en una edición en cartoné preciosa. Os recomiendo vivamente su lectura, y leer la entrevista a Sergio Sierra que próximamente publicaremos en Papel en Blanco.

Pergamino, el hijo del cazador de libros.
Sergio A. Sierra
Ilustraciones de Meritxell Ribas
La Galera
ISBN: 978-84-246-4068-2
Precio: 17,95 €

Más información | Blog oficial

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario