Síguenos

Poderes

Poderes es la tercera y, hasta el momento, última entrega de los Anales de la Costa Occidental de Ursula K. Le Guin, una saga al estilo del ciclo de Terramar destinada especialmente a un público joven. Sin embargo, como comenté en la reseña de Los dones, la fantasía de esta autora dista mucho de ser literatura infantil: el trasfondo reflexivo que poseen sus obras, justo con su estilo narrativo (caracterizado por un lenguaje rico, descripciones detalladas y puntos de vista intimistas), las hace recomendables tanto para lectores adolescentes como adultos.

Con ‘Poderes’ Le Guin obtuvo el que ya es su sexto Premio Nebula, en esta ocasión a la mejor novela. A pesar de tratarse de un mismo ciclo, los tres títulos pueden leerse de forma independiente. Básicamente lo que comparten es el mundo en el que trascurren (la costa oeste), con lo que ello conlleva: religión, historia, organización social, etc. El protagonista de ‘Los dones’, Orrec Caspro, se convierte en secundario (aunque de gran importancia) en ‘Voces’, y recién aparece en las páginas finales de ‘Poderes’, casi como meta y salvación.

Dicho esto, aunque cada una de las tres historias no precisa de las demás para ser apreciada, sí es cierto que una lectura global de la saga aporta un grado más de disfrute, en especial al llegar al desenlace de ‘Poderes’. Si conocemos la lucha de Orrec contra su don y el descubrimiento de las voces por parte de Memer, saborearemos con mayor intensidad el largo camino que recorre Gavir, no sólo en lo que le afecta directamente a él como personaje, sino también las luces y las sombras de las culturas de la costa occidental.

Gavir y su hermana Sallo son esclavos en la ciudad de Etra, tras haber sido robados de su tierra (Los Pantanos) y de su familia. A pesar de ello, son criados “casi” como miembros de la familia Arca y comparten la misma educación que los hijos de los nobles. Pero, evidentemente, no son libres ni poseen capacidad de elegir: Sallo, por ser mujer, será regalada al hijo mayor de la familia hasta que éste contraiga matrimonio con alguien de su misma categoría; Gavir, debido a su inteligencia y a su rapidez para el aprendizaje (gracias a una portentosa memoria), podrá hacerse cargo de la enseñanza de los más pequeños.

La vida transcurre apaciblemente y los esclavos ni siquiera aspiran a obtener la libertad: aceptan un destino de sometimiento en el que los deseos carecen de valor. Gavir, que oculta una extraña habilidad de soñar con escenas del futuro, se conforma con permanecer entre los libros y las paredes del aula. Hasta que la tragedia se cierne sobre él y, derrotado por el dolor, huye de Etra.

A partir de aquí el resto de la novela se centra en el viaje que emprende Gavir en busca de sus orígenes; podemos afirmar que se trata de un largo regreso a casa. Confuso por sus recuerdos y visiones, Gavir convive con diferentes gentes y culturas de la costa occidental en las que descubrirá los matices que separan la libertad de la esclavitud. Como en la mayoría de sus novelas, Ursula K. Le Guin nos dibuja con detallismo las bases de cada sociedad imaginada, ofreciéndonos los pros y los contras hasta de aquella que consideramos ideal.

Como en ‘Los dones’ y en ‘Voces’ la palabra y el conocimiento adquieren un papel central en la historia, como vehículo por el que el personaje se descubre sí mismo y como medio por el que se alcanza la libertad. Es en este punto en donde el encuentro final con Orrec cobra valor, sirve de enlace con los libros anteriores y confiere un sentido de meta común.

Desconozco si la saga continuará con nuevas entregas, aunque las últimas páginas de ‘Poderes’ hacen pesar en un ciclo ya cerrado. La verdad es que cada uno de los tres libros abre la puerta a nuevas historias: tras la marcha de Orrec de su tierra natal me quedé con ganas de profundizar en la naturaleza de los dones; de igual modo desearía saber más sobre el desarrollo de la magia en Memer. ‘Poderes’, por ser el más extenso y el que más fases atraviesa en lo que concierne a la evolución del personaje, es el que concluye de forma más “satisfactoria”: nos ha contado tanto de Gavir, hemos vivido (y sufrido) tantas etapas que el desenlace es verdaderamente un descanso para él.

Leer a Ursula K. Le Guin es siempre un regalo: como dones, voces y poderes escritos en papel.

Editorial Minotauro
ISBN: 978-84-450-7720-7
416 páginas

Más información | Ficha en Minotauro
En Papel en blanco | Los dones (Anales de la Costa Occidental I), Voces (Anales de la Costa Occidental II)

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario