El saltamontes verde

Hablar de Ana María Matute es hablar de una las voces más grandes de la literatura española. Su singularidad imaginativa, su amor por las palabras, su visión mágica de la realidad hacen de ella una de las autoras españolas vivas más grandes de nuestra historia literaria. Una maestra, en el más amplio sentido de la palabra.

Por esto mismo, cuando me enteré que Destino iba a reeditar todos sus cuentos en una colección ilustrada casi me muero de la emoción. En serio. Con lo que me gusta la Matute y con lo que me gustan los libros ilustrados. Estaba claro que no podía dejar pasar la oportunidad, y cuando por fin tuve en mis manos los dos primeros títulos de la colección, El saltamontes verde y Sólo un pie descalzo mis expectativas se vieron más que superadas.

Decidí empezar por ‘El saltamontes verde’. Curiosamente, en realidad es el título que ya había leído hace años, pero me apetecía volver a revivir la historia. De modo que bien acompañada por las ilustraciones de Albert Asensio me dejé llevar por la tierna historia de Yungo. Casi se me escapa una lagrimita mientras leía, os lo prometo.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad