Compartir
Publicidad
'The Lonesome Go', viaje a la deriva por América
Novela gráfica

'The Lonesome Go', viaje a la deriva por América

Publicidad
Publicidad

Cuando, en 2009, leímos 'Coches abandonados', dijmos de Tim Lane que “si alguien persigue escribir la gran novela gráfica americana, Lane está cerca de lograrlo con precedentes como éste”. Siete años más tarde nos ha llegado 'The Lonesome Go', editada por Sapristi, una obra que certifica aquellas palabras.

'The Lonesome Go' encaja de lleno dentro del espíritu del sueño americano. Tim Lane conoce como nadie la configuración del universo mítico estadounidense: un universo forjado en la leyenda del selfmade man, desde los tiempos gloriosos de la conquista del Oeste, y que está formado por la poesía continental de Walt Whitman, el latido beatnik de Jack Kerouac y compañía, las esplenderosas efigies de Marlon Brando, James Dean y Elvis, y las peregrinaciones por la ruta 66. Si en 'Coches abandonados' nos ofrecía una recopilación de historias cortas, donde desfilaba una galería de fantasmas, de perdedores que luchaban por encontrar un sentido a su vida o una nueva oportunidad que les lanzara a la carretera de nuevo, su propósito no se aleja mucho en su nueva obra.

Lo primero que llama la atención de ella es tanto su volumen como su carácter ecléctico: más de trescientas páginas donde se mezcla cómic, relato, dietario, fotografía, anuncios ficticios, páginas desplegables, letras de canciones... Un auténtico collage que busca, en la línea que el autor persigue, encontrar la esencia de América.

Sería baladí querer resumir la trama de una obra que es una acumulación de historias que funcionan a modo de vasos comunicantes, todas, eso sí, conectadas por el hecho de compartir un tiempo indeterminado (¿son los años de Gran Depresión, son los años 50, la época de la Guerra Fría, o la actualidad? No lo sabemos, pero podría ocurrir en cualquiera de ellas, y lo más importante: todas representan perfectamente el espíritu del país) y un espacio mítico: la América de las carreteras locales, de los trenes nocturnos en dirección a no se sabe dónde, de Las Vegas, de las estaciones de gasolina, de los antros de mala muerte donde hay una stripper mientras los hombres fuman y juegan a cartas...

Lonesomego Portada

'The Lonesome Go' ahonda en ese catálogo de personajes perdidos, víctimas del pasado o del presente, incapaces de retomar su vida. Vagabundos del dharma, como diría el propio Kerouac, que huyen de sí mismos para no encontrarse nunca en las noches de bruma y alcohol en que se convierten sus vidas. Lane recoge la inspiración en la literatura pulp, el cine negro, los cuadros de Hopper, las canciones de Tom Waits, los cómics de Charles Burn y las revistas porno vintage para crear este espectacular mosaico.

El conjunto es una obra ciclópea, quizá difícil para el lector, que se verá constantemente obligado a adaptarse a los cambios de registro, de voz, ¡incluso de formato! Pero a la larga, convence por la fuerza con la que realiza este retrato del crisol americano. Comparado en algunas ocasiones con Raymond Carver o Bukowski, o llamado a ser heredero directo de Robert Crumb, Tim Lane firma en 'The Lonesome Go' la que probablemente sea su obra maestra.

'The Lonesome Go'
Tim Lane
Sapristi, 2015.
Rústica, 296 pgs. B/N. 26,90€
ISBN: 9788494332647

Más información | Ficha en Sapristi
En Papel en Blanco | 'Necrópolis': ensayo de una sociedad demasiado parecida a la nuestra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad