Sigue a Papelenblanco

Aullido Ginsberg Drooker

Allen Ginsberg fue uno de los poetas más reconocidos de la generación beat, y uno de los renovadores de la poesía norteamericana del siglo XX. Sus influencias van desde el romanticismo, el jazz hasta autores como William Blake y Walt Whitman. En 1956 publicó el que fue su obra más reconocido, ‘Howl‘ (’Aullido‘), de la que seguro que habéis oído alguna vez el inicio:

“He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura.”

Sexto Piso ha realizado una edición de este famoso poema ilustrado con las imágenes que Eric Drooker realizó y que hoy os traemos para que os animéis a leerlo.

Ginsberg recoge el legado del poema extenso de Walt Whitman, pero en vez de ser un canto a la alegría de vivir o del amor a la naturaleza y a una patria como Estados Unidos, es todo lo contrario. Es un poema más bien urbano, de tono desesperado; una epopeya contra la sociedad deshumanizante en la que el hombre es sólo un engranaje más. Se trata de una poesía cruda, que cae en cascada, que crea rápidas y violentas asociaciones de imágenes en la línea de la poesía más vanguardista. En él, Ginsberg se libera de todos los corsés formales de la poesía y da salida a unos versos dominados por lo irracional, tal como Kenneth Rexroth le animóa hacer: a intentar escribir directamente desde su corazón, sin filtros métricos ni estróficos.

Aullido El famoso texto de Ginsberg se consideró escandaloso por la crudeza de su lenguaje, que a menudo usa imágenes muy explícitas. La obra fue prohibida poco tiempo después de su publicación en 1956 por una pequeña editora de San Francisco, pero su extendió rápidamente hasta convertirse en uno de los textos más leídos de todos los tiempos, traducido a más de veinte lenguas, y se erigió en modelo para las nuevas generaciones de poetas.

El poema está dividido en cuatro partes. En la primera es la más conocida, y es en la que de forma más gráfica, el poeta retrata la confusión y desorientación de su generación, centrándose sobre todo en la forma en que la sociedad ve a esos seres marginados que constituyen el grupo de poetas, artistas, enfermos mentales, drogadictos u homosexuales. La segunda parte del poema es una lenta y rítmica salmodia dirigida a Moloch, que representa al “becerro de oro” de la sociedad moderna: el capitalismo, la industrialización, la militarización, la producción de seres no pensantes en masa. Esta parte está inspirada y escrita principalmente durante una visión causada por el peyote. La tercera parte y la nota final son un cambio de rumbo más positivo en el poema: la tercera parte (la de la anáfora “Estoy contigo en Rockland…”) tiene un trasfondo real, está dedicada a Carl Solomon, a quien Ginsberg conoció en una estancia en un hospital psiquiátrico a finales de los años 40. La nota final vuelve sobre un tono optimista y habla de la sacralidad de toda vida.

Aullido PortadaLa edición de Sexto Piso lo que hace es recoger en forma de libro el cortometraje animado que realizó Eric Drooker sobre el texto en 2006, es decir, es una selección visual o “anime book” como se les llamó al mismo tipo de publicaciones que se hicieron con material de animación japonesa. El universo visual que aporta Eric Drooker (que ya había colaborado con Ginsberg en 1996, poco antes de su muerte, en ‘Illuminated Poems’) encaja perfectamente con la atmósfera del poema, ora desesperanzada, ora mística. Una muy buena colaboración que arroja una nueva luz sobre un texto que ya es un clásico contemporáneo.

‘Aullido’
Allen Ginsberg.
Ilustrado por Eric Drooker.
Sexto Piso Editorial.
Edición en cartoné, a todo color, 226 páginas.

Más información | Ficha en Sexto Piso
En Papel en Blanco | El aullido de una generación

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario