'El curioso sofá' o el erotismo imaginario de Edward Gorey

Síguenos

Sofá curioso

Seguramente muchos de vosotros conoceréis la obra de Edward Gorey, el autor de ‘Los pequeñines macabros’, ‘La fábrica de vinagre’, o la recopilación de sus trabajos en la serie de libros ‘Amphigorey’. En los últimos años, Libros del Zorro Rojo se ha dedicado a editar algunas de sus obritas de forma individual y de forma primorosa, y después de deleitarnos con ‘La bicicleta epipléjica’, ‘El huésped dudoso’ o ‘El zoo absoluto’, este otoño acaba de publicarse ‘El curioso sofá’.

Escrita en 1961, esta breve obra, a caballo entre el cuento ilustrado y el poema narrativo, está firmada por uno de los múltiples pseudónimos del autor, Ogdred Weary, y en ella Gorey quiso hacer su particular versión paródica de los tópicos de la literatura erótica, o, como él indica directamente en el subtítulo, pornográfica.

Pero es, evidentemente, un erotismo al estilo Gorey. Si habéis leído algunas de sus obras, sabréis que lo que fascina de este autor, aparte de su genialidad como ilustrador, es su capacidad de llamar la atención en los pequeños detalles, en lo que no se dice pero se insinúa: una sombra saliendo del plano, una puerta a punto de abrirse… Gorey nunca es explícito, y prefiere siempre dejar a la imaginación del lector lo que ocurre con sus personajes, tanto fuera de las viñetas como entre una y otra. Y eso, en el discurso erótico, es aún más importante.

En ‘El curioso sofá’ los estilizados personajes de Gorey van de aquí para allá, tropezando unos con otros e interaccionando de una forma algo azarosa, pero hemos de pensar que Gorey siempre utilizó este rasgo del “nonsense” literario para guiar las aventuras de sus personajes (recordemos algunas de sus otras obras, como la de ‘El huésped dudoso’), que aquí funciona de forma aún más acentuada si pensamos en que estamos ante un relato paródico.

PortadaPor las páginas de la narración desfilan caballeros bien dotados, chicas de mirada lasciva, libros pornográficos escritos en alemán… y la gracia del libro es que la lista de parafilias recurridas por los personajes es larga y chistosa, y no la voy a citar aquí para dar espacio a la sorpresa del lector, que de seguro agradecerá… hasta llegar al curioso sofá que da título a la obra y que como veremos, es ciertamente un misterio.

‘El curioso sofá’ es una obra deliciosamente libertina, pero sobre todo, sutil e inteligente, que necesita de un lector que sepa jugar al juego que le propone Edward Gorey, y, sobre todo, que demuestra que, la buena literatura erótica es aquella que excita el mejor centro de placer del ser humano: el cerebro.

‘El curioso sofá. Obra pornográfica de Ogdred Weary’
Edward Gorey
Traducción: Marcial Souto
ISBN 978-84-940336-1-2
Libros del Zorro Rojo

Más información | Biografía/obituario del autor en Libros del Zorro Rojo
En Papel en Blanco | ‘Los pequeños macabros’, no apto para mentes sensibles

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios