Sigue a

bleak house inn

Si hay una editorial a la que le tengo envidia esa esa Fábulas de Albión. Porque, a ver, una editorial que se encarga de traernos clásicos ingleses, especializada en historias de ciencia ficción y terror con un inequívoco sello british y que, por si fuera poco, tiene como símbolo una tetera, esa idea editorial se me debería haber ocurrido a mí. Pero bueno, ya que se me han adelantado, sólo me queda disfrutar de sus propuestas.

Una de las últimas ha sido Bleak House Inn. Diez huéspedes en casa de Dickens que nos propone una estancia en una pensión muy particular. La escritora Care Santos ha sido la encargada de recopilar diez relatos de diferentes autores en los que el hilo conductor es la célebre Señora Lirriper y su casa de huéspedes, aquella divertida invención de Charles Dickens de la que ya os hablé en su momento.

Así, con la inspiración de ese clásico, autores como Pilar Adón, César Mallorquí, Francesc Miralles o Elena Medel entre otros nos ofrecen una antología cargada de sombras y luces, de fantasmas pasados y presentes en la estela de los relatos fantasmagóricos que al propio Dickens tanto le gustaban.

Así, desde el sótano hasta el desván, pasando por los bajos o las diferentes habitaciones cada rincón de esta casa tiene una historia muy particular. Cada huesped tiene su historia, siempre teñida de un halo de misterio, de un regusto fantástico que hace que tengamos que revisar dos veces la realidad en la que vivimos.

Muy diferentes entre sí, tengo que reconocer que todos los relatos tienen su encanto. Sin embargo, es inevitable tener favoritos y en mi caso me decanto por La tienda de Madame Chiang de Elia Barceló que nos lleva hasta la extraña tienda de antiguedades que ocupa los bajos de la casa de la señora Lirriper. Una tienda misteriosa regentada por la exótica Madame Chiang, en la que tenemos que tener mucho cuidado con lo que compramos.

También están entre mis favoritos Eliza Grimwood de Elena Medel, un relato sin concesiones a la fantasía, muy real, tan real como los celos, el engaño o el perdón y que nos remueve un poco el corazón. Para terminar con mis preferencias debo nombrar Luz de gas de Marian Womack, esta vez sí tenemos fantasmas y apariciones en un relato cuyo final no te deja indiferente y que a mí me ha recordado a Edgar Allan Poe.

‘Bleak House Inn’ es de esos libros que se atesoran y a cuyos relatos uno vuelve después de cierto tiempo. Como el Dickens más clásico, en estas historias no falta el humor, la desgracia y el simple (o complicado, según como se mire) arte de vivir, simplemente. No faltan tampoco las referencias continuas a la obra del único, del inimitable Charles Dickens, lo que supone una diversión extra para aquellos a los que les guste el autor británico.

Como habéis podido comprobar, he pasado muy buenos momentos en compañía de la Señora Lirriper y sus huéspedes. Cada relato, con su estilo particular, nos hace revivir la magia de las antologías anuales propuestas por el propio Dickens en la que participan autores muy variados. Un libro especial para leer y regalar estas navidades. Muy fantasmal, muy hogareño, muy Dickens.

- Tengo otros… recuerdos- propuso con suavidad-. Otros objetos que despiertan ecos de otros momentos. Todos felices, por descontado.

- ¿Cómo… cómo lo hace, Madame Chiang? ¿Cómo funciona?

- Es magia, por supuesto- dijo con una naturalidad absoluta-. Espero que no tenga nada en contra de la magia.

Su voz era agradablemente grave, su articulación perfecta, pero su inexpresividad era tan grande que Nora sintió que estaba hablando con un robot en figura humana y se estremeció.

Extracto de ‘La tienda de Madame Chiang’ de Elia Barceló

Fábulas de Albión
ISBN: 978-84-939379-4-2
256 páginas
19 euros

Más información | Ficha en Fábulas de Albión
En Papel en Blanco | ‘Steampunk’, de VV.AA.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario