'Un mundo para Mathilda' de Victor Lodato

Sigue a

portada mathilda

Hay libros que no esperas que te enganchen de esa manera, y sin embargo, lo hacen. El pasado domingo, tras quedarme sola en casa, decidí hacer algo que no hacía desde hace mucho: dedicar el día, total y exclusivamente, a la lectura. Sin ordenador, sin móvil, sin televisión, sin nada que pudiera desviar mi atención. De esta manera, armada con mi estufa y mi taza de té, comencé a leer Un mundo para Mathilda de Victor Lodato.

Y me lo terminé ese mismo día, gente. No tiene un ritmo trepidante, no hay batallas, asesinatos ni explosiones, sólo la introspección de una niña de trece años que no sabe muy bien cómo enfrentarse a la realidad. Quiere ser mala, quiere enterarse de cosas que el resto prefiere ignorar, quiere cambiar su vida de manera radical pero a la vez desea que todo vuelva a ser como antes. La inquietud propia de los trece años unidas a un suceso trágico.

Mathilda tiene trece años y hace un año que su hermana mayor murió. Inteligente, aguda y caótica, sólo desea llegar al fondo de todas las cuestiones que se le plantean, sean cuales sean. Ama a sus padres, pero los desprecia. Echa de menos a su hermana pero sus padres se niegan a hablar de ella y eso le indigna. Entiende cómo funciona el mundo, pero lo mide según sus parámetros, que no siempre se ajustan a la realidad…

De esta manera, Mathilda se enfrenta al desmoronamiento de su familia, a la incomprensión de los demás, a un mundo marcado por el terror a una guerra próxima, todo ello en una edad de por sí difícil. Con una imaginación desbordante, Mathilda hace planes descabellados. Acompañada por su mejor amiga Anna y su vecino Kevin, comenzará su transición hacia el mundo adulto.

Escrito en primera persona, la singular voz de Mathilda nos guía por un maremágnum de sentimientos encontrados. A medias infantil y a medias adulta, Mathilda intenta abrirse paso en un mundo marcado por el miedo y la desesperación. Con una rica vida interior, nuestra protagonista nos hace revivir esos años en los que la infancia se escabulle entre los dedos pero aún no terminamos de entender el mundo adulto, cuando sueños y temores se mezclan de manera indiscriminada.

Victor Lodato vive entre Tucson y Nueva York. Poeta y dramaturgo, ha publicado en prestigiosas revistas como North American Review, Virginia Quarterly Review, The Southern Review, Northwest Review o New American Short Play. ‘Un mundo para Mathilda’ es su primera novela y por ella ha recibido el premio PEN de Estados Unidos. Ha sido traducida a varios idiomas y ya ha conocido el éxito con ella.

Como os digo, me leí ‘Un mundo para Mathilda’ de un tirón. Su voz es absorbente, sus paranoias mentales te hacen sonreír mientras piensas lo triste que es realmente. Si a esa edad tan complicada le sumamos una tragedia familiar el cóctel puede ser explosivo y Mathilda lo es. Un libro singular, una historia que nos revuelve por dentro y no nos deja indiferente. Un caos personal pero ¿quién lo tiene todo claro?

Por si quieres saberlo, nací en esta casa con este perro y esos dos, profesores de todo. Una casa azul. Si la miras desde fuera, jurarías que es una cara por el modo en que están situadas las ventanas. Dos como ojos, una como nariz y una puerta por boca. Hola, casa, digo siempre que llego. Lo hago desde que tengo memoria. Tengo otras cosas para decir, mejores que ésta, pero no se las puedo contar a nadie. Tengo secretos y voy a tener más. Una vez leí una historia sobre una chica que murió, y cuando la abrieron de arriba abajo encontraron un relicario de oro en su estómago y plumas de pájaro. Nadie lograba entenderlo. Bueno, ésa soy yo. Ésa es mi historia, salvo que ¿quién sabe lo que encontrarán en mi estómago? Es algo en lo que sin duda tengo que pensar.

Duomo Ediciones
Colección: Nefelibata
Traducción: Carme Camps
ISBN: 9788492723669
320 páginas
19,50 euros

Más información | Ficha en Duomo Ediciones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario