Publicidad

RSS Especial 'El Quijote'

El Quijote en España: (re)conocimiento y divulgación

1 Comentario
El Quijote en España: (re)conocimiento y divulgación

Si un español entabla conversación con un extranjero y éste le saca a colación el Quijote, el español no tardará en hablar con orgullo de la insigne obra de Cervantes, la haya leído o no. El Quijote es un símbolo de la cultura española, sea cual sea el origen que tengamos o el idioma que hablemos (hay, claro está, excepciones en las filas de nacionalistas trasnochados), que ha traspasado el papel y se ha quedado a vivir entre nosotros.

Prueba de ello es las veces que lo citamos (conscientes o no) en nuestro habla cotidiano o la cantidad de iconos que han surgido de él: cuando uno ve un molino, piensa antes en gigantes que en cereales; cuando alguien levanta un objeto alargado en paralelo al suelo y a la altura del tronco, en seguida se nos viene a la cabeza la figura del Caballero de la Triste Figura; o cuando vemos un caballo flaco y mal cuidado, lo hermanamos ipso facto con su ilustre antepasado Rocinante.

Leer más »

La génesis de 'El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha'

5 Comentarios
La génesis de 'El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha'

La génesis de ‘El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha’ (me refiero al primer libro, publicado en 1605) es incierta, las circunstancias de su composición son desconocidas y los datos que conocemos sólo nos llevan a elucubraciones más o menos acertadas y profundas. La fecha de composición de algunos episodios se remonta al menos hasta 1589 (tal es el caso de los capítulos 39-41, que cuentan los ‘sucesos del cautivo’, historia redactada por Cervantes años antes que el Quijote).

Son muchos los comentaristas (J.J. Allen, F. Rico, Stagg...) que sitúan en el encarcelamiento de Cervantes en la prisión de Castro del Río en 1592 y/o en Sevilla en 1597 como punto de partida de la que, a la postre, sería la mayor obra de nuestra literatura. Dichas estancias en prisión no fueron las únicas que debió sufrir Don Miguel. De hecho, el mayor tiempo que permaneció privado de su libertad fue en Argel. Allí pasó cinco años después de ser apresado en 1575 por unos piratas en el Mediterráneo, cuando volvía a España tras participar como soldado en varias empresas bélicas (la más importante: la Batalla de Lepanto, donde lo hirieron de un disparo de arcabuz en su mano izquierda). Esta etapa de su vida es clave para entender a Cervantes en toda su dimensión y de ella hablaremos en un futuro post.

Leer más »
Publicidad

Prólogo de la Primera Parte del Quijote: mucho más que un simple preludio (y II)

1 Comentario
Prólogo de la Primera Parte del Quijote: mucho más que un simple preludio (y II)

Capítulo IV: Del amigo gracioso y bien entendido que entró a deshora

Como decíamos en el post anterior, el narrador principal nos introduce otra figura prologal: el amigo al que presenta como una realidad física, como un hombre de carne y hueso al que le confiesa sus preocupaciones y dificultades con el Prólogo. Sin embargo, si atendemos a su planteamiento de ficción real, podremos ver en el amigo un alter ego, un personaje imaginario que es utilizado para entrar en un plano indirecto, que le ofrece la posibilidad de componer la crítica más explícita hacia los libros de caballerías y las pomposas costumbres de los prefacios y elogios que preceden las obras de sus coetáneos.

Así, el amigo gracioso y bien entendido que entró a deshora, tras conocer el problema que le plantea el narrador principal, crea un discurso que es todo un ataque contra lo anteriormente citado y, sin muchas complicaciones, derriba punto por punto los problemas del escritor. Para ello, le expone una serie de citas escolásticas y proverbiales, mitos clásicos y fragmentos bíblicos (no siempre de modo correcto), que le sirvan para salir al paso de sus dificultades. Dentro de la sátira es oportuno destacar que algunos de los dardos verbales son dirigidos a Lope de Vega: en la cita "Donec eris felix, multos numerabis amicos, Tempora si fuerint nubila, solus eris", dice 'felix' donde debía decir 'sospes', tal y como escribió Ovidio (y no Catón, como se dice en el texto) en Tristia (I, 9, versos 5-6), clara referencia al susodicho Lope, cuyo primer nombre era Félix.

Leer más »

Prólogo de la Primera Parte del Quijote: mucho más que un simple preludio (I)

Comentar
Prólogo de la Primera Parte del Quijote: mucho más que un simple preludio (I)

Si en el primer post empezamos por el (aparente) final, en este continuamos por el supuesto comienzo. Y es que el Prólogo de la Primera Parte de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha fue redactado en 1604, una vez que Cervantes había acabado el libro, lo cual le ofrecía una perspectiva de su propia obra con la que, lógicamente, no contaba al inicio de su composición, pues se cree que en un principio su intención era mucho más modesta y que, sólo una vez avanzada la obra, vislumbró las verdaderas posibilidades de esta (opinión vertida por Menéndez Pidal).

Capítulo I: Donde se trata la intención de Miguel de Cervantes en el Prólogo

Nos quedaríamos muy lejos de la realidad si destacáramos la crítica de los libros de caballería como única intención del autor. Cierto es que ésta es su primera capa pero tan sólo la superficial. Cervantes sentía un profundo hastío hacia la novela caballeresca y la consideraba, en su mayoría, literatura de segunda (lo que no le impedía reconocer algunas obras maestras). Contemplaba con espanto como las hazañas de los caballeros andantes se habían convertido en un gran éxito popular y no se explicaba como unos libros planteados como realidad (los libros de caballerías se basaban, según sus autores, en historias reales recogidas y transcritas por ellos mismos) podían tener tanto éxito entre sus lectores cuando, a todas luces, eran frutos de una fantasiosa imaginación. Su intención burlesca, desvalorizadora, toda su carga irónica, no sólo va dirigida hacia el género caballeresco, también siente como enemigos a sus cómplices, los lectores.

Leer más »

'El Quijote' y sus principales lecturas

2 Comentarios
'El Quijote' y sus principales lecturas

Comienzo lo que pretende ser un humilde estudio de algunos de los aspectos que más me interesan del Quijote y su autor, unos más universales y otros más particulares. Quede claro desde un principio que no pretendo sentar cátedra en una obra que ha sido estudiada por los más grandes hispanistas y de la que se ha dicho mucho, casi todo lo que se puede decir. Poco puedo añadir yo que no sea mi personal visión de un mundo cuyos molinos de viento son en verdad gigantes.

Intentaré no ser muy caótico a la hora de presentaros los temas pero, para empezar a contradecirme, comenzaré por el final (o el principio, depende de cómo se mire): por las principales lecturas que han ido surgiendo del Quijote a lo largo de sus cuatrocientos años de historia. En este artículo me dispongo a comentar algunas de las, desde mi punto de vista, más interesantes variantes diacrónicas y diatópicas en lo referente al modo en que han leído y entendido el Quijote diferentes lectores y corrientes de pensamiento en sus ya más de cuatro siglos de existencia.

Leer más »
Publicidad