Publicidad
Publicidad

RSS Vanguardismo

'Cristianismo bizantino', un ensayo histórico de Hugo Ball, padre del dadaísmo

Comentar
'Cristianismo bizantino', un ensayo histórico de Hugo Ball, padre del dadaísmo

El controvertido escritor alemán Hugo Ball vuelve a las librerías con su libro 'Cristianismo bizantino', que publicó en Alemania en 1923, en el que nos ofrece un panorama original de la constitución definitiva del cristianismo dentro de la cultura bizantina, llena de magia oriental, gnosticismo y filosofía neoplatónica, a través de la vida de tres santos del cristianismo primitivo oriental: Juan Clímaco, Dionisio Areopagita y Simeón el Estilita.

A pesar de que Ball es un autor decisivo en una de las corrientes literarias más singulares de Europa a principios del siglo XX, eldadaísmo, una gran parte de su obra permanece inédita en España, cosa que poco a poc está solventando la editorial Berenice.

Leer más »

"35 bujías", de Pedro Salinas

4 Comentarios
"35 bujías", de Pedro Salinas

Pedro Salinas es mucho más conocido por otros poemas de amor, los de ‘La voz a ti debida’ o Razón de Amor’, pero vamos a detenernos en unos versos diferentes. En los primeros libros de Pedro Salinas (‘Seguro azar’, ‘Fábula y signo’) el autor cultiva una poesía cercana al cubismo, en la que la realidad exterior o la amada es captada a pinceladas, desdibujándose, fragmentándose. El receptor ha de recomponer esas imágenes fragmentarias.

Además, aparece la fascinación, que inauguraran los futuristas, por la modernidad. Objetos como los automóviles, inventos como la electricidad, las bombillas… se hacen comunes en la poesía vanguardista, y en ocasiones el yo poético parece mantener una relación afectiva o amorosa con ellos.

El poema “35 bujías”, que forma parte de ‘Seguro azar’, es un ejemplo de deshumanización, por la cual Pedro Salinas expresa su admiración hacia la invención de la electricidad. 35 bujías era la medida habitual de potencia en las primeras bombillas, que aquí parecen cobrar vida.

Leer más »
Publicidad

Diccionario Literario: palabras en libertad

Comentar
Diccionario Literario: palabras en libertad

Las palabras en libertad constituyen una forma de expresión literaria impulsada por el Futurismo y cultivada en mayor o menor medida por todas las Vanguardias. Las palabras en libertad pretenden un discurso sin ataduras capaz de prescindir de las normas sintácticas o de la puntuación. Todo con tal de transmitir la esencia intuitiva del ser humano más allá de la lógica.

En 1912 Filippo Tomasso Marinetti, con el Manifiesto técnico de la literatura futurista apuntó como medio específico de expresión literaria las “palabras en libertad”, que eran capaces de traducir los mecanismos psíquicos y la velocidad de la vida moderna que se ensalzaba.

Esto comportaba la supresión de la sintaxis, de la puntuación, de las partes calificativas del discurso como los adjetivos o los adverbios o, yendo más allá, abolir las formas verbales y el yo del discurso:

La sintaxis era una especie de intérprete o de cicerone monótono. Es necesario suprimir este intermediario para que la literatura entre directamente en el universo y haga cuerpo con él.
Leer más »

'Auto de Navidad simultáneo y ruidoso', de Hugo Ball

1 Comentario
'Auto de Navidad simultáneo y ruidoso', de Hugo Ball

Hugo Ball es un poeta alemán impulsor del Manifiesto del Dadaísmo en 1916 y uno de los autores principales del movimiento. También de 1916 es este ‘Auto de Navidad simultáneo. Un auto de Navidad ruidoso’, un acercamiento diferente y bastante irreverente a los momentos que se reviven estos días en medio mundo.

La Nochebuena, la Anunciación o la llegada de los Reyes Magos van discurriendo en estas escenas en las que el argumento avanza a través de los sonidos en una serie de acotaciones que apenas dejan espacio al diálogo, a no ser para que San José salude a los Reyes en francés sin que lleguen a entenderse.

Onomatopeyas, interjeciones, el sonido de los instrumentos, exclamaciones, gemidos, chasquidos, campanillas, rebuznos, balidos… todo un abanico de sonidos y de personajes (humanos y no) que hacen una representación casi imposible en escena, al menos una representación que no cuente con un buen montaje sonoro detrás. Y que imaginamos bastante caótica y estruendosa.

I. Noche de Paz

El viento: f f f f f f f f f fff f ffff t t
Sonido de la Nochebuena: hmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
Los pastores: He holah, he holah, he holah. Sirenas. Ocarina.—— crescendo. (Ascensión a una montaña) Chasquidos de látigo, Cascos.
El viento: f f f f f f f f f f f ffffffffffffffffffffffffffffff t.

Leer más »

'El paseante de las dos orillas', de Guillaume Apollinaire

2 Comentarios
'El paseante de las dos orillas', de Guillaume Apollinaire

En la primavera de este año la editorial El Olivo Azul diversificó su catálogo con la colección Errantes en la que, anuncian, tendrá cabida una amplia variedad de géneros (ensayos, aforismos, diarios, memorias, etc.) pero aglutinados en torno a un eje: el viaje en todas sus facetas. Ya sean viajes reales o imaginarios, interiores o de ideas, “cada uno será, a su manera, una guía de perplejos”. Los dos primeros errantes elegidos han sido Rétif de La Bretonne con ‘Las noches revolucionarias’ y Guillaume Apollinaire con El paseante de las dos orillas.

Apollinaire (1880-1918) fue poeta, novelista y ensayista. A pesar de haber nacido en Roma, pasó la mayor parte de su vida en Francia y terminó convirtiéndose en un icono del París de las vanguardias y en alma del barrio de Montparnasse. A él le debemos el término ‘surrealismo’, que utilizó por primera vez en 1917 para referirse a su obra de teatro ‘Las tetas de Tiresias’, subtitulada como drama surrealista:

Cuando el hombre quiso imitar el andar, creó la rueda, que no se parece en nada a una pierna. Así hizo surrealismo sin saberlo. Después de todo, el escenario no se parece a la vida que representa más que una rueda a una pierna.

Leer más »

El Manifiesto técnico de la literatura futurista (II)

Comentar
El Manifiesto técnico de la literatura futurista (II)

Finalizamos el análisis del Manifiesto de la literatura futurista recorriendo sus puntos finales y conclusiones, haciendo hincapié en la importancia que para el posterior desarrollo del Vanguardismo tuvo esta exposición de intenciones.

Lo cierto es que a la hora de poner en práctica todos estos puntos, las obras resultantes no son fáciles de disfrutar, excepto cuando se alejan de sus propias declaraciones de intenciones.

Aun así, formaba parte de la razón de ser del Futurismo, como lo será del resto de Vanguardias, esta ruptura total con la tradición formal y semántica anterior, y creo que por esa bocanada de novedad es por lo que tanto me atraen estos movimientos.

Veamos esos últimos apartados que trató Marinetti en el Manifiesto de 1912:

5.- “CADA SUSTANTIVO HA DE TENER SU DOBLE, o sea, cada sustantivo debe preceder, sin conjunción, al sustantivo con el que está ligado por analogía. Ejemplo: hombre-torpedero, mujer-golfo, muchedumbre-resaca, plaza-embudo, puerta-grifo”.

Es decir, “hay que fundir directamente el objeto con la imagen que evoca dando la imagen de escorzo mediante una sola palabra esencial”:

La analogía no es otra cosa que el amor profundo que enlaza las cosas distantes, aparentemente diversas y hostiles. Sólo por medio de extensísimas analogías un estilo orquestal, y a la vez polícromo, polifónico y polimorfo, puede abarcar la vida de la materia

Leer más »
Publicidad

El Manifiesto técnico de la literatura futurista (I)

1 Comentario
El Manifiesto técnico de la literatura futurista (I)


Ya hemos adelantado estos días algunos de los puntos de este crucial manifiesto en nuestro recorrido por las bases literarias del Futurismo. Nos centramos ahora en cada uno de los puntos de este Manifiesto técnico de la literatura futurista (1912).

Hemos visto la importancia que tienen para los futuristas los nuevos medios de transporte: por ello Marinetti no podía sino escribir este Manifiesto “Sentado sobre el depósito de gasolina del avión”. Aunque más bien el texto le es dictado por la hélice que gira violentamente.

1.- En el primer punto se propone “DESTRUIR LA SINTAXIS DISPONIENDO LOS SUSTANTIVOS AL AZAR, TAL COMO NACEN”. El Futurismo entendió que la sintaxis había sido concebida como una especie de cifrario utilizado por los poetas a fin de informar de la arquitectura del mundo, de las formas, de los colores: por lo tanto es necesario suprimirla, para que la literatura entre a formar parte directamente del propio cuerpo del universo:

La sintaxis era una especie de contracifra abstracta que servía a los poetas para informar a la muchedumbre del color, de la musicalidad, de la plástica y de la arquitectura del universo. La sintaxis era una especie de intérprete o de cicerone monótono. Hay que suprimir este intermediario, para que la literatura entre directamente en el universo y se funda con él

2.- “LOS VERBOS DEBEN USARSE EN INFINITIVO, para que se adapten elásticamente al sustantivo y no queden sometidos al yo del escritorque observa o imagina (…)”.

Leer más »

Los postulados literarios del Futurismo: hacia el Manifiesto (II)

2 Comentarios
Los postulados literarios del Futurismo: hacia el Manifiesto (II)

Seguimos acercándonos a las bases de la teoría futurista antes de adentrarnos en su Manifiesto de la Literatura. ¿Recordamos la Canción del automóvil, de Marinetti? Es un ejemplo de cómo los futuristas pretenden introducir en la poesía el ruido (“manifestación del dinamismo de los objetos”).

Pero los futuristas pretenden ir más allá e introducir el peso (“facultad de vuelo de los objetos”) y el olor (facultad de esparcimiento de los objetos”), elementos que hasta entonces habían sido descuidados:

Por ejemplo esforzarse para conseguir el paisaje de olores que percibe un perro. Escuchar los motores y reproducir sus conversaciones.

También tienen esta propuesta para el cine, que daba sus primeros pasos (La Cinematografía futurista):

Leer más »

Los postulados literarios del Futurismo: hacia el Manifiesto

2 Comentarios
Los postulados literarios del Futurismo: hacia el Manifiesto


Me detengo de nuevo en uno de los momentos de la historia de la literatura que más me atraen, el de las Vanguardias. Ya vimos cómo el movimiento vanguardista surge con el Futurismo y con una serie de manifiestos que se convierten en portavoz de los pilares vanguardistas, estéticos y vitales.

A partir de 1909 la expansión del movimiento futurista es vertiginosa y, tras el Primer Manifiesto Futurista podemos detenernos en este Manifiesto técnico de la literatura futurista, del 11 de mayo de 1912. Es una doctrina retórico-poética perfectamente coherente y sustentada. Pasamos a analizarlo aquí por su relevancia en la historia de las letras modernas, y dentro de nuestro recorrido por el Futurismo.

El encauzamiento de la avanzada estética y poética revolucionaria del Futurismo se centró en la lucha contra la retórica heredada de los maestros simbolistas. Estos maestros ahora son repudiados con violencia desde el criterio de que desempeñaban una visión artística que miraba exclusivamente hacia el pasado.

Leer más »

A subasta el 'Manifiesto Surrealista' de André Breton

1 Comentario
A subasta el 'Manifiesto Surrealista' de André Breton

Los cazadores de tesoros bibliográficos tienen una cita el 20 de mayo en París, donde la casa Sotheby’s va a subastar nueve manuscritos del poeta y crítico André Breton. Entre ellas se entra la primera edición de 1924 del Manifiesto surrealista, autentica piedra millar del arte de vanguardia. También se podrán adquirir originales como el ejercicio de escritura automática Poisson soluble. Sin embargo es aconsejable llevar los bolsillos bien nutridos, ya que se calcula que el Manifiesto alcanzará un precio de entre 300.000 y 500.000 euros.

El Manifiesto de Breton es considerado como la definición de la poética surrealista y una influencia decisiva en los movimientos subsiguientes como el dadaismo. El autor llegó a reescribirlo tres veces (en 1930 y en 1942), siempre dominado por el afán de liberar a la creación del rígido corsé de la razón, la tradición, los prejuicios y la moralidad adquirida. En el manifiesto podemos encontrar instrucciones como esta:

Prescindan de su genio, de su talento, y del genio y el talento de los demás. Digan hasta empaparse que la literatura es uno de los más tristes caminos que llevan a todas partes. Escriban de prisa, sin tema preconcebido, escriban lo suficientemente de prisa para no poder refrenarse, y para no tener la tentación de leer lo escrito. La primera frase se les ocurrirá por sí misma, ya que en cada segundo que pasa hay una frase, extraña a nuestro pensamiento conciente, que desea exteriorizarse.

Via | Yahoo! Noticias
Más Información | Biografía de André Breton en EPdLP
En Papel en Blanco | Vanguardismo

Leer más »
Publicidad

Menú