Compartir
Publicidad

'Black Books', una dosis de humor británico con libros de fondo

'Black Books', una dosis de humor británico con libros de fondo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy mi recomendación no es un libro, sino una serie de televisión. Sí, sí, no os habéis equivocado ni estáis en Vaya tele, pero es que he dado con Black Books, una serie que reúne todo lo mejor del absurdo humor inglés y, por si esto fuera poco, está ambientada en una pequeña librería londinense. He llegado a ella a través de un amigo que hace unos días, mientras tomábamos café, me la comentó calificándola de imprescindible. Y la verdad es que no es para menos.

Igual algunos de vosotros estáis pensando que estoy un poco desfasado, y tendríais toda la razón, ya que esta serie se estrenó en el ya lejano año 2000 en el Channel 4 británico, pero a mi favor juega el hecho de que en España no se ha estrenado oficialmente y que no es muy conocida por estos lares, aunque no creo que sea necesario deciros cómo podéis llegar hasta ella... En fin, esta desternillante comedia consta de tres temporadas con seis capítulos cada una de ellas, o sea, dieciocho capítulos en total de una media horita para disfrutar en compañía de sus tres protagonistas. Pero centrémonos en lo que nos interesa...

Resulta que el título no es otro que el nombre de una pequeña librería, cuyo dueño, Bernard Black, regenta con más desgana que otra cosa. Este hombre sólo piensa en beber, fumar y estar muy tranquilo. El protagonismo de la serie lo comparte con Fran, una chica cuya tienda se encuentra al lado y que puede considerarse su única amiga, o al menos, la única que lo soporta; y Manny, un estresadísimo oficinista al que le cambia la vida cuando visita 'Black Books', llegando a ser el empleado y compañero de piso de Bernard.

Con estas tres piezas, os podéis imaginar el sinfín de situaciones cómicas que se suceden en esta librería, y por supuesto no faltan las alusiones constantes a autores y libros clásicos. Para que os hagáis una idea, deciros que sólo he podido ver por ahora los dos primeros capítulos, con los que he disfrutado como un enano y en los que vemos, por ejemplo, el cabreo de Bernard por haber vendido todos los libros, ya que tendrá que llamar a los proveedores; o la graciosa escena en la que un señor busca una recopilación de cuentos de Charles Dickens en la que lo más importante es que sea de cuero y haga juego con el sofá. Por no hablar de cómo llega Manny a ser trabajador de 'Black Books', alucinante.

He de confesar que soy un auténtico seguidor de este tipo de series, en las que lo absurdo da lugar a escenas realmente buenas y que nos hacen pasar un buen rato. Hasta ahora mi favorita era The IT Crowd, pero creo que si el resto de capítulos continúa por los derroteros de los primeros, 'Black Books' le arrebatará ese puesto. Desde luego, es ideal para estos días de lluvia en los que lo último que apetece es salir de casa. Sí, ya sé que los libros son la mejor compañía, pero en mi mundo maravilloso me da tiempo a todo: leer, ver la tele, descansar. ¡Buff!, quién pudiera...

En Papel en Blanco | 'Sherlock', el detective más famoso, vuelve a la televisión, 'Los pilares de la Tierra' se convierte en una miniserie de éxito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio