Compartir
Publicidad

Pekín se apunta a las máquinas expendedoras de libros

Pekín se apunta a las máquinas expendedoras de libros
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

No es la primera vez que vemos máquinas expendedoras de libros, ya que en Japón por ejemplo, llegan a ser incluso habituales. Pero las 50 que han instalado en Pekín tienen una particularidad que resulta tan curiosa como para que la comparta con vosotros. Resulta que los libros que podemos ver en su interior no están en venta, sino que se alquilan, por lo que no le viene nada mal el nombre con el que también se las conoce: bibliotecas autoservicio.

Su funcionamiento es el habitual en cualquier máquina expendedora que conozcamos, en el escaparate podemos ver todos los libros disponibles, que llegan a ser trescientos en cada máquina, y cada uno con su númerito. Introducimos el dinero y marcamos dicho número, y ya está, ahí está nuestro ejemplar para que lo disfrutemos. Pero, ¿no eran de alquiler? Algo falla…

Pues no, no falla nada, que aquí está todo pensado. Es cierto que tenemos que introducir 100 yuanes (unos doce euros) para sacar el libro, además de pasar por el escáner el documento nacional de identidad, pero una vez hecho esto, tenemos cuatro semanas para devolver el libro en cuestión, ya sea en alguna de estas máquinas o en una biblioteca municipal, y cuando esto ocurra, será retornado el dinero. No me digáis que no es una buena idea, ¿eh?

Dichas máquinas están repartidas por distintos barrios de Pekín, y varios periódicos locales ya aseguran que son todo un éxito. De hecho, en algunas zonas de cada tres libros prestados, uno lo es a través de estas bibliotecas autoservicio. Así, no es de extrañar que se estén planteando doblar el número de máquinas en los próximos meses, unas máquinas que por si fuera poco, avisan a los de mantenimiento directamente cuando tienen algún problema o se están quedando sin libros. No sé que os parece a vosotros, pero a mí me parece de lo más interesante. Desde luego China no es un ejemplo a seguir en casi nada, pero en este caso hay que reconocer que es una buenísima idea. Las cosas como son.

Vía | abc.es
En Papel en Blanco | Expendedoras de libros en el metro de Milán

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio