Compartir
Publicidad

Regalos para Navidad: algunos libros que nadie debería regalar (I)

Regalos para Navidad: algunos libros que nadie debería regalar (I)
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos de mis compañeros os han ido presentando sus propuestas literarias para los agasajos de estas Navidades y, en un intento de darle la vuelta al mundo, he creado esta Lista de libros que nadie debería regalar. Vaya por delante que cada uno es dueño de hacer lo que quiera con su dinero pero me gustaría poneros en alerta para que huyáis de las mil y un chorradas pseudoliterarias que se macropublicitan y de los escritores venidos a menos o que, simplemente, nunca lo han sido.

Ésto sólo es un catálogo de (anti)recomendaciones que nace con cierto ánimo pendenciero pero sin pretender ser un arma arrojadiza contra nadie. Todo ello desde el humor, respetando los gustos de todo el mundo pero sin dejar de ser irónico ante ciertas vergüenzas del mundo editorial.

'El símbolo perdido', de Dan Brown

el-simbolo-perdido.jpg
¿Qué decir que no se sepa ya para evitar que caigan más víctimas en la telaraña de Dan Brown? Insistiré, por si acaso alguno de nuestros lectores anda despistado y piensa en comprar o regalar El símbolo perdido.

Uno, el estadounidense es un mal imitador del Umberto Eco de 'El nombre de la rosa' al que el propio Eco ya había ridiculizado antes de que Brown publicara su primera novela. Dos, hace literatura de segunda para gente fácilmente impresionable. Tres, esa falacia del supuesto ritmo que tienen sus novelas se basa en un truco tan viejo como los contadores de historias que ahora llamamos cliffhanger. Cuatro, en su primera novela, La fortaleza digital, demostró ser un ignorante o un indocumentado al hablar de una Sevilla prácticamente tercermundista.

Cinco, su look de cuarentón que se siente en la flor de la vida es sencillamente horrible, con ese pelito rubio que se deja crecer para ir de progre y esas americanas de lo más hortera. Seis, 'El símbolo perdido' “descubre” que la creación de Estados Unidos está fundamentada en las creencias esotéricas de los masones, lo que me lleva a las razones siete y ocho. Siete, conociendo su rigor histórico, no aportará nada a nuestro conocimiento de la historia de los EE.UU. Ocho, ¿no estamos un poco cansados ya de tanto masón por aquí y cruzado por allá?

Podría seguir con la retahíla, pero tampoco me quiero pasar con el tipo, que ya tiene bastante con el Opus Dei, pero como escritor no vale un pimiento. Además, si conseguimos que este libro no repita el éxito de los anteriores, quizá logremos que el gran Tom Hanks no vuelva a perder el tiempo interpretando a Robert Langdon.

'Cuentos de Navidad. Los mejores clásicos para leer entre familia', de Ana Botella

cuentos-de-navidad.jpg
Después del éxito de ventas que supuso en 2001 Érase una vez los mejores cuentos comentados, Ana Botella, actual concejala de Medio Ambiente de Madrid, esa gran mujer detrás del no tan grande ex-presidente Aznar, vuelve a las librerías con una colección de relatos de aspecto infantil pero pensados para los adultos, escritos en lengua muy pero que muy española (variante diastrática "o sea").

Sí, amigos, la autora de grandes sentencias filosóficas como "Es Invierno y nieva", "La Cenicienta es un ejemplo para nuestra vida por los valores que representa. Recibe los malos tratos sin rechistar y busca consuelo en el recuerdo de su madre" o "Un hombre y una mujer es una cosa, dos hombres es otra cosa y dos mujeres es otra cosa, como supongo que un trío también será otra cosa" nos trae un volumen de treinta y seis cuentos (algunos de ellos chinos), un montón, la verdad, demostrando que, cuando se pone, se pone...

Y claro, con tanto espacio la Botella encuentra sitio hasta para tratar temas tales como la corrupción o el, según ella, malgasto económico en realizar estudios de género y, cumpliendo con su papel de abanderada de la sinrazón antiabortista, al poco de comenzar el libro se queda bien a gusto con la siguiente afirmación:

Algunos no consideran al niño desde el momento de su concepción como una persona independiente de la madre, con derechos y deberes, sino como propiedad de la madre y por lo tanto, es ella la que puede decidir si va a vivir o no.

El subtítulo 'Los mejores clásicos para leer entre familia' supone un atrevimiento escandaloso, que roza la desfachatez. Más allá de que ningún niño de este país entenderá qué tienen que ver los reyes magos con el caso Gürtel, el libro no tiene nada de bondadoso, sino que está disfrazado con un falso espíritu navideño y (¡milagros de su publicista!) es publicado en vísperas de las fiestas. Todo un ejemplo de una insigne católica a la que se ve que no le avergüenza vender crispación (a 21,50 €) en épocas de paz y armonía.

'El camino del arco', 'Guerrero de la luz' e 'Historias para padres, hijos y nietos', de Paulo Coelho

coelho.jpg
El camino del arco, Guerrero de la luz e Historias para padres, hijos y nietos son los tres libros que Paulo Coelho ha sacado a la luz durante 2009. ¿No quieres caldo? ¡Toma tres tazas! Como si no hubiéramos tenido suficiente con aquella burda pseudofilosofía para adolescentes con crisis de identidad titulada El alquimista, o con aquel insulso, aburrido y vergonzoso intento de retratar la vida de una mujer empujada a la prostitución llamado Once minutos...

'El camino del arco' cuenta la historia de como un tal Tetsuya, que se ve que es un buenísimo arquero, enseña todos sus conocimientos sobre el Kyūdō (literalmente 'el camino del arco') a un niño. Es decir, Coelho decide reunir todas sus paranoias sobre el tiro con arco en un librito. 'Guerrero de la luz' es una colección de textos ya publicados en internet y cuyo nombre aspira a aprovechar el rebufo de su antiguo éxito Manual del Guerrero de la Luz, otra recopilación de escritos publicados en el periódico 'Folha'. E 'Historias para padres, hijos y nietos' es lo que parece: una serie de cuentos al estilo "Érase una vez" para niños de todas las edades; muy original, vaya...

El escritor carioca cuyo apellido se suele pronunciar erróneamente como 'coelo', en lugar de 'coello' ('conejo' en gallego) ha vendido más de 100 millones de libros, convirtiéndose en el autor más comprado en lengua portuguesa. El agravio comparativo contra Saramago, Lobo Antunes o Queirós ya me parece un argumento de peso para no comprar nada de Coelho. El que su obra sea a la literatura lo que el McDonald's es a la gastronomía (rápido, fácil y con tufo a falso) es otro motivo para que nadie regale ninguno de sus libros esta Navidad. Aunque quizá el argumento que más os convenza es que las tres obras están disponibles para descargar gratuitamente en su web oficial.

'La Biblia', de varios autores o uno solo, según se mire.

biblia_letragigante.jpg
A priori uno puede pensar que la Biblia es un magnífico regalo para pedirle a los reyes magos si lo ve como una excelente forma de luchar contra el consumismo de estas fiestas, volviendo a su primigenio sentido sagrado.

Lo que me lleva a invitaros a no regalar este estupendo libro de ficción fantástica es que no tengo muy claro el tema de los derechos de autor. Desde luego es una obra que hará las delicias de cualquier desocupado lector pero ¿quién se lleva el dinero de la venta? Dejando a un lado al librero, intermediarios y editoriales, los autores de libros suelen llevarse un pedazo del pastel. En el caso de la Biblia reconozco sentirme más perdido que Adán el Día de la Madre.

Si entendemos que el libro fue escrito por una serie de personas sin apellido conocido y con nombres en desuso (como Amós, Joel, Hageo, Oseas, Miqueas, Nahum, Habacuc, Abdías, Malaquías, Sofonías, Zacarías...) hay que tener en cuenta que todos ellos son autores que no han escrito mucho más, verdaderos One-hit wonder de la historia de la literatura, cuyos derechos de autor han caducado porque han muerto hace siglos.

Si aceptamos que el autor de la Biblia es dios no podemos hablar de caducidad en los derechos de autor, porque se supone que aún está vivo y no seré yo quien invite a la rebelión contra él. Es fácil descargarse cosas gratuitas por internet porque no tenemos que rendirle cuentas cara a cara al artista en cuestión, pero en el caso de dios no es tan sencillo. Si descargas la Biblia, él lo sabrá y según se dice, cuando se enfada, es capaz de arrasar ciudades enteras con azufre. Como nadie ha demostrado aún que dios no exista, la duda está ahí, así que, por si acaso, descartemos la posibilidad de descargárnoslo.

La circunstancia que me empuja definitivamente a convidaros a que no lo regaléis es que es el libro más reproducido de la historia, con lo cual casi todas las familias deben tener, al menos, un ejemplar; si no es tu caso, malo será que en tu parroquia no haya ningún buen samaritano que te lo preste. Así, evitando que se impriman más ediciones, estarás ayudando en la lucha contra la tala de más árboles, y viviremos en un mundo con menos CODios, perdón: CO2.

En Papel en Blanco | Regalos para Navidad: algunos libros que nadie debería regalar (y II), Especial de Navidad 2009

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio