Compartir
Publicidad

Con autocrítica comenzó el Encuentro de Artistas e Intelectuales en Cuba

Con autocrítica comenzó el Encuentro de Artistas e Intelectuales en Cuba
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con gran expectativa y mucha polémica se inauguró el 7 Congreso de Intelectuales y Artistas de Cuba, el primero en realizarse después de 10 años de silencio.

El signo que caracterizó la primera jornada de este encuentro, fue la revisión y autocrítica de diferentes sectores que revisaron y analizaron las políticas del ejecutivo cubano desde el llamado período especial hasta la actualidad. La inauguración estuvo encabezada por el presidente cubano Raúl Castro.

Luego de la transmisión de un documental con imágenes de anteriores encuentros, el presidente del comité del evento, el escritor Miguel Barnet, dio lectura a un documento en el que comenzó diciendo que "Luchar por la cultura hoy significa, como nunca antes, batallar por la supervivencia de la especie".

Barnet puso sobre el tapete las consecuencias de muchos años de mala gestión en los que la ética y el adormecimiento de los valores éticos esenciales degeneraron en corruptelas, uno de cuyos ejemplos más claros se vió en las Artes Plásticas:

Funcionarios ineptos e improvisados, desconocedores de los complejos mecanismos del mercado artístico generaron una actividad mercantil en zonas periféricas de la compraventa de las artes plásticas y del espectáculo. Degradaron con frecuencia los auténticos valores de nuestra cultura y ocasionalmente cayeron en conductas muy cercanas a la corrupción, que en algunos casos tuvieron que ser dilucidadas en los tribunales de justicia.

Lo que se plantea ahora es un trabajo profundo sobre las bases filosóficas, propuestas y actividades de la UNEAC: Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba que fue fundada por el escritor Nicolás Guillén hace 65 años. Las alternativas que se proponen pasan por una revisión profunda de la razón de ser de la UNEAC y de las demás instituciones culturales cubanas.

Para Barnet:

El ejercicio de la autocrítica no constituye un acto de autoflagelación, previo al baño redentor en las aguas del Jordán. No significa tampoco un modo de vulnerar la imagen de personas respetables por su obra y por su trayectoria. Es el recurso necesario para reconocer errores, superarlos y diseñar, en consecuencia, un programa para el futuro inmediato

Entre las alternativas propuestas se encuentran: restaurar el perfil cultural y la función social de los miembros de la UNEAC, defender las mejores tradiciones de la cultura nacional incluyendo las correspondientes a la cultura popular, auspiciar proyectos orientados a la investigación y a la experimentación en el campo del arte y la literatura, estimular el debate en torno a problemas de la creación y la cultura.

Parece poco para los impacientes y ojalá no se quede en mera retórica, pero lo que sí es indudable es que Cuba vive hoy por hoy uno de los procesos más interesantes, críticos e importantes de América Latina. Sobre ella están los ojos del mundo y este encuentro es, probablemente un evento más entre los que demuestran una apertura inevitable que, espero, sea positiva para la isla y para toda la región.

Vía | Yahoo! Noticias Más información | Radio Rebelde Más información | La Jiribilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio