Compartir
Publicidad

Rosa Regás "rectifica" y defiende su gestión

Rosa Regás "rectifica" y defiende su gestión
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la tercera va la vencida. Después de declarar en un primer momento que se alegraba porque se vendieran menos periódicos y arreglarlo después diciendo que sólo se refería a los de derechas, la directora de la Biblioteca Nacional de España Rosa Regás por fin ha dado un giro tolerable a sus palabras. Según ella, lo que quería haber dicho desde el principio era que se alegraría si los periódicos que insultan y manipulan se vendieran menos. Además ahora asegura leer "algunos", pese a haber afirmado que llevaba dos meses sin prensa, radio o televisión.

¿Y de dónde viene todo el revuelo? Pues, según Regás, de que ha sido víctima de una de esas mismas campañas de manipulación, de que alguien ha ido cortando sus frases para sacarlas de contexto. Incluso dice haber recibido correos insultantes y también muchos de adhesión. Ya. Vamos, igualito que Bryce Echenique: la culpa es del complot. Sería mucho más creíble si sus palabras no vinieran recogidas en teletipos de la cuasigubernamental Agencia EFE, ni que la entrevista que desató la tormenta provenga de un diario no precisamente de derechas.

En la entrevista que concede a EP Regás hace también una serie de confesiones sorprendentes, como que no quiere continuar en el cargo acabada la legislatura, que sólo aceptó el puesto porque se lo pidieron Carmen Calvo y Zapatero (de rodillas, imagino), y que todavía no ha hablado con el nuevo ministro de Cultura César Antonio Molina, pero confía en que apoyará su gestión.

Yo creo que sí lo hará. Todavía no he hablado con él, porque yo estaba de vacaciones y cuando regresé acudí a la toma de posesión de los nuevos directores, pero había tanta gente que no pudimos hablar, y luego ya él se marchaba de vacaciones.

Cómo se explica esta mujer. El castellano se convierte en música al pasar por sus labios.

Cómo aval para sus méritos, Regás hace pesar las cifras. Su mayor orgullo, dice, es la apertura de la BNE a todo el público:

Cualquier persona con su carné de identidad puede venir y encima hay una persona que le enseña cómo funciona todo.

También alude a la modernización del sistema integral de gestión bibliotecaria como paso previo a la digitalización de la biblioteca (para la digitalización en sí no hay todavía dinero, nos dice), el lanzamiento de la Biblioteca Digital Hispánica en otoño y la Hemeroteca Digital disponible en red, de la que dice que hay dos millones de páginas en red y en la que colgarán algunos millones más antes del final de la legislatura y la Era Regás.

Cada cuál es hijo de sus obras, que decía el Quijote. Todos los proyectos que exhibe Regás son sin duda positivos. La Hemeroteca Digital, en particular, es un delicia para quien guste de este género. Por otro lado, comparados con los progresos de la digitalización en otros países, todavía estamos gateando. Todo lo cual no excusa unas palabras nefastas y, peor aún, una pataleta pueril a modo de justificación.

Vía | Yahoo! Noticias Sitio Oficial | Biblioteca Nacional de España En papel en Blanco | Rosa Regás contra la Prensa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio