Compartir
Publicidad

Un paseo por los recuerdos de Robert Crumb

Un paseo por los recuerdos de Robert Crumb
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Trotamundos, coleccionista de vinilos antiguos, misógino, intérprete con el banjo... Hay muchos apelativos para describir la figura de Robert Crumb, pero la faceta que lo ha hecho famoso por todo el mundo es la de instigador de una nueva forma de hacer cómics, que pronto vino a definirse como underground.

A través de sus viñetas, entramos en su universo personal plagado de mujeres de piernas gruesas y enormes posaderas, de obsesiones e inquietudes vitales y de críticas afiladas hacia el american way of life. Si bien su obra ha soprendido a lectores de varias generaciones, su vida no es menos peculiar. Para conocer un poco mejor la trayectoria de este dibujante nacido en Filadelfia en los años 40, la editorial Global Rhythm Press ha publicado el libro R. Crumb: recuerdos y opiniones.

Peter Poplaski, también pintor y dibujante, recoge en sus más de 400 páginas las conversaciones que mantuvo con el excéntrico autor. En ellas nos cuenta su infancia, sus primeros cómics dibujados a medias con su hermano Charles, sus experiencias con la generación hippy y el LSD (cuyos viajes le proporcionaron inspiración para sus cómics, amén de otras paranoias mentales) y su repentino éxito mediático.

Lo cierto es que quienes hayan visto ya el documental sobre su vida que realizó Terry Zwiggoff en 1994 (director que más tarde adaptaría para la pantalla el Ghost World de Daniel Clowes) no encontrarán muchas novedades en este libro en lo que se refiere a la trayectoria vital de Crumb. De hecho, algunas cuestiones, como la relación con su pintoresca familia, quedan mucho mejor explicadas durante su metraje.

En cualquier caso, el libro recoge suficiente material como para hacer enriquecedora su lectura a pesar de que ya seamos todos unos eruditos en la vida del creador de Mr. Natural y El gato Fritz. Por un lado, recopila un montón de historietas y material gráfico que abarcan desde sus primeros cómics realizados en pequeñas cuartillas junto a su hermano Charles hasta el variopinto merchandising que se ha derivado de su obra, incluida una enorme reproducción de la cabeza del autor creada por Jean-Pierre Mercier para el Salón del Cómic de Angulema.

También podemos encontrar ilustraciones de su etapa en una empresa de tarjetas de felicitación, portadas de discos y cómics underground, numerosas fotografías del autor y sus allegados, y un montón de páginas de historietas seleccionadas entre sus cuarenta años dedicado al oficio profesionalmente.

El autor y su replica en papel

Por todo ello, considero que lo más interesante de este libro es conocer la trayectoria vital de Crumb a través de su obra. Se han obviado, eso sí, los cómics que realizó junto a Harvey Pekar, publicados bajo el título de American Splendor. Lo cierto es que a Pekar sólo se le nombra de refilón cuando se habla sobre la película que repasa su vida, en la que el actor James Urbaniak interpretaba a Crumb (con un resultado que, por cierto, no le gustó nada al original).

El resto de detalles que alberga esta obra es mejor descubrirlos por uno mismo. Eso sí, como guinda, el libro incluye un CD con grabaciones de diversos grupos con los que Crumb ha tocado el banjo. Entre otros, están The Cheap Suit Serenaders y Les Primitifs du Futur (esta banda la formó a partir de su traslado a su domicilio actual, una casita del sur de Francia). Todos ellos interpretan a su manera antiguos clásicos de la música tradicional americana, otra de las pasiones obsesivas de Crumb.

Para terminar, una de las llamativas afirmaciones que ha hecho este autor durante su carrera.

Cuando paso un tiempo sin dibujar empiezo a volverme loco, me deprimo y tengo impulsos suicidas; claro que a veces cuando dibujo también me entran ganas de suicidarme.

Sitio oficial | Robert Crumb Más información | Global Rhythm Press

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio