Compartir
Publicidad

Ven la luz unas grabaciones con imágenes inéditas de la Generación del 27

Ven la luz unas grabaciones con imágenes inéditas de la Generación del 27
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 24 de septiembre se estrena El deseo y la realidad, un trabajo documental dirigido por Rafael Zarza (y coordinado por el Instituto Cervantes) a partir de una serie de grabaciones inéditas filmadas por Juan Guerrero. En ellas podremos ver las únicas imágenes en movimiento de la Generación del 27 grabadas en el momento en que estaban cambiando el mundo. Todos hemos visto imágenes de algunos de sus miembros, como Jorge Guillén, Rafael Alberti o Salvador Dalí, pero todas posteriores a la muerte del vanguardismo literario. Existían más grabaciones de la época pero fueron destruidas, como tantas otras cosas, por la Guerra Civil y hasta en la misma Residencia de Estudiantes se quemaron muchos archivos documentales por miedo a las consecuencias. Este milagro se lo debemos a dos hombres que bien merecen unas palabras.

Juan Guerrero Ruiz (1893-1955) fue traductor, editor y periodista, además de secretario personal de Juan Ramón Jiménez y fundador de las revistas Índice y Verso y prosa. Gran admirador de los jóvenes de la Generación del 27, dedicó su tiempo y su dinero a apoyarlos, siempre detrás de ellos con alguna de sus cámaras fotográficas. Tras comprar en 1925 una por entonces modernísima Pathé-Baby, comenzó a grabar a su familia y a sus amigos literarios, para luego organizar visionados en su propia casa. Las filmaciones que nos ocupan (de doce minutos de duración) son, nada más y nada menos, del año 28.

Ese trabajo recopilatorio supone la verdadera obra vital que Guerrero ha legado a la posteridad y precisamente ese carácter documental le granjeó la admiración y la simpatía de muchos de los poetas del 27, a los que les maravillaba el cine por encima de cualquier otro arte. García Lorca le dedicó el Romance de la guardia civil española, decimoquinto poema del Romancero Gitano (obra publicada por primera vez en la anteriormente citada revista ‘Verso y prosa’) y lo nombró Cónsul General de la Poesía.

Toda la obra y los documentos de Juan Guerrero fueron cedidos por la familia a diferentes instituciones, pero estas grabaciones se quedaron guardadas en algún rincón del domicilio de los Guerrero, lo que ha supuesto un despiste fabuloso. Años después un aún adolescente Rafael Zarza acudió a dicha casa con su padre, amigo del hijo de Juan, y se llevaron algunas cajas que les estorbaban. Entre ellos unas cintas que contenían, según les dijeron, unos vídeos del Gato Félix. Cuál fue la sorpresa de Rafael al encontrarse allí unas imágenes en las que aparecían rostros tan reconocibles como el joven Alberti o un sonriente Cernuda. En 1979 depositó dichas cintas en la Filmoteca Nacional, donde las restauraron como buenamente pudieron con los medios técnicos de la época.

Tras una serie de infructuosos proyectos, Rafael Zarza por fin ha encontrado la mejor manera de hacer público un patrimonio histórico. El deseo y la realidad (nombre que surge de un juego con el orden de los términos de la obra maestra de Cernuda) es una obra poliédrica, que mezcla las imágenes grabadas en el 28 con fotografías (algunas de ellas también inéditas) de sus mudos protagonistas, a los que prestan su voz algunos poetas actuales como como Luis Antonio de Villena o Luis Muñoz. Además, Zarza traza un perfil de aquellos gigantes literarios como Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca (del que se incluye un filme rodado en Buenos Aires muy poco conocido), Rafael Alberti, Luis Cernuda, Dámaso Alonso, Manuel Altolaguirre…

Unas décadas atrás, Rafael Zarza visitó a un ya anciano Jorge Guillén y le mostró las grabaciones. Éstas le inspiraron el que se dice fue su último poema, escrito en 1984, Misterioso:

Pasa el vídeo misterioso

Vuelve el pasado en movimiento,
Y el instante insignificante
Llega enseguida a conmovernos.
¿Y por qué? Porque significa.
No cruzan su flujo y su tiempo
Frente a nuestros ojos atónitos.
Sin arrastrarnos a lo inmenso
Ese impulso que es esencia.
Contra mareas, contra vientos,
Y jamás contacto con Nada
Nada irreal que siempre sueño,
Y la gran verdad nos oculta:
El vivir del amigo muerto.
¿Cómo?
Salinas.
Me emociono.
Es él y todo el universo.

‘El deseo y la realidad’ se estrenará el próximo 24 de septiembre en la sede madrileña del Instituto Cervantes. Además se proyectará en la exposición Generación del 27: ¿Aquel momento ya es una leyenda? (comisariada por Andrés Soria) que se inaugurará en otoño en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Vía | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio