Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

'El año de la muerte de Ricardo Reis' + 'Casi un objeto'

'El año de la muerte de Ricardo Reis' + 'Casi un objeto'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
\"El

El año de la muerte de Ricardo Reis

Nos encontramos a finales de 1935. Acaba de morir Fernando Pessoa, pero, sin embargo uno de sus heterónimos acaba de desembarcar en Lisboa. Comienza así El año de la muerte de Ricardo Reis, un sutil juego de personalidades, una vida más allá de la muerte por obra y gracia de José Saramago, ya que hará que autor y heterónimo se reencuentren en esta fábula sobre la inmortalidad literaria.

De esta manera, Ricardo Reis viajará de Brasil a Lisboa, se reencontrará con un Fernando Pessoa ya muerto, encontrará el amor, practicará la medicina, todo esto mientras descubre los entresijos que se esconde tras la vida y la muerte. Todo ello en el marco de una Europa convulsa, con la Guerra Civil Española acechando, la II Guerra Mundial a las puertas y un Portugal empobrecido. 'El año de la muerte de Ricardo Reis' es, sobre todo, la visión del poeta sobre esta época.

(...)los maleteros portugueses se mueven más ligeros, es la gorrita de visera, la chaqueta corta, impermeable, azamarrada, pero tan indiferentes al remojón que asombran al universo, tal vez este desdén ante la comodidad mueva a compasión las bolsas de los viajeros, portamonedas que dicen ahora, y la compasión se convierta en propina, pueblo atrasado, de mano tendida, cada uno vende lo que le sobra, resignación, humildad, paciencia, y que sigamos encontrando quien haga comercio en el mundo con tales mercancías.

La novela está marcada sobre todo por la original figura de Fernando Pessoa. El autor sería una de las figuras más enigmáticas de la literatura portuguesa. Su obra estará marcada por distintos heterónimos, como el citado Ricardo Reis, pero también Bernardo Soares o Álvaro de Campos. Cada uno de ellos tendrá una obra literaria diferenciada, con su estilo marcado y singular. La idea de que un heterónimo continúa su vida más allá de la muerte de su creador es, sin duda,perturbadora, y como siempre que hablamos de José Saramago, acaba siendo inusitadamente bella.

'El año de la muerte de Ricardo Reis' se publicó por primera vez en 1984 y está considerada como una de las mejores novelas de Saramago. Cuenta con la particularidad de estar escrita en tiempo presente en casi su totalidad, exceptuando alguna referencia puntual al pasado. Como siempre, la magnífica prosa de José Saramago nos permite zambullirnos en esta metáfora sobre la vida, la muerte, y porque no, la inmortalidad. Un canto de amor a la literatura, a la vida, y a una época que marcó profundamente el destino de Europa.

Casi un objeto

Casi un objeto

Los objetos nos rodean, forman parte de nuestra vida cotidiana. Desde una silla hasta un coche, los utilizamos, nos valemos de ellos. Pero, muchas veces y sin que nos demos cuenta, los objetos se convierten en el centro de nuestra vida. Nos hacen sus esclavos, nos dominan. Nos deshacemos de la envoltura humana y nos convertimos en Casi un objeto.

El automóvil aparecía cubierto de gotitas, los cristales cubiertos de humedad. Si no hiciera tanto frío, podría decirse que transpiraba como un cuerpo vivo. Miró los neumáticos según su costumbre, verificó de paso que la antena no estuviese partida y abrió la puerta. El interior del coche estaba helado. Con los cristales empañados era una caverna translúcida hundida bajo un diluvio de agua.

'Casi un objeto' es un libro de relatos. Seis relatos en total que nos habla de las preocupaciones sociales y políticas de su creador José Saramago. Los objetos como forma de reflejar este mundo caótico que vivimos, los dictadores, la desdicha y la muerte, todo ello y mucho más confluyen en estas seis pequeñas obras maestras que nos muestra lo mejor de Saramago en formato mini.

Así, en Silla, nos encontramos con una silla que se carcome poco a poco, trasunto del poder decadente de un dictador. En Embargo un coche es el protagonista y la falta de combustible llevará a su dueño al caos personal. En Reflujo un cementerio único se erige en medio de la ciudad como manera de negar la muerte, pero este hecho tendrá sus consecuencias.

Llegamos a Cosas, donde los objetos se rebelan. Una puerta, un reloj, un sofá, todo ellos se alzan contra el dominio humano, lo que sembrará el caos y llevará, inevitablemente, a la violencia. En Centauro nos encontramos con un lenguaje poético, el de los mitos, el de las leyendas que mueren cada día por la barbarie humana. En Desquite dos adolescentes separados por un río se conocen y se entregan mutuamente. Llegamos así hasta La isla, donde un hombre le pide al rey un barco, lo que no es sino la escusa para darnos otra lección de humanidad.

Publicado por primera vez en 1978, con 'Casi un objeto' demuestra su visión lúcida de la realidad social que imperaba en Portugal. Su visión poética de la vida, la muerte y la política encuentra aquí una expresión libre. Los pequeños relatos fluyen de manera precisa, condensando sus ideas en pequeños retazos que recogen lo mejor de Saramago. Sin duda alguna, una de las mejores maneras de acercarse por primera vez al genio portugués.

En Club El País Saramago:

Publicidad

También te puede gustar