Compartir
Publicidad

Regalos para Navidad: cuadernos Moleskine

Regalos para Navidad: cuadernos Moleskine
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los Moleskine son unos cuadernos de notas fabricados por una empresa italiana llamada Modo & Modo. Las cubiertas están hechas de cartón, recubiertas con un tipo de tela llamado moleskin y el lomo está elaborado para permitir la apertura de la libreta hasta los 180º. Cuentan con una goma que rodea verticalmente el cuadernos para poder mantenerlo bien cerrado, además del clásico marcapáginas de tela.

La historia oficial cuenta que los Moleskine son herederos de un cuaderno de notas legendario utilizado por muchos artistas del los siglos XVIII y XIX. Uno de sus usuarios más fieles fue Bruce Chatwin que, en 1986, vio como el último librero que las distribuía en París moría llevándose el secreto a la tumba. Chatwin adquirió todas las que pudo y un tiempo más tarde fue quien ayudó a la empresa Modo & Modo a recuperar el diseño de aquellas antiguas libretas.

moleskine_indiana2.jpg
Sin embargo se cree que la empresa italiana quiso mitificar su producto y, si bien es cierto que su diseño es muy similar al de otros clásicos cuadernos, parece que se han querido apropiar de una ascendencia que no les pertenece, al menos en exclusiva. Se sabe con certeza que otros famosos artistas como Luis Sepúlveda o Neil Gaiman la han utilizado y se dice que también las usaron Picasso, Matisse, Van Gogh, Hemingway...

Libretas de este tipo, con una gomita de cierre y muy útiles para hacer anotaciones, se han diseñado cientos (como el que aparece en Indiana Jones y la última cruzada, de 1989, en la foto). Es como si se dejaran de construir balones durante un tiempo y, cuando a alguien se le ocurre recuperarlos, cuenta que son como aquellos que usaron Cruyff, Maradona o Iniesta...

Sea como fuere, lo cierto es que son unas libretas con una muy buena encuadernación y un papel de calidad. Las hay de diferentes tamaños y sus hojas pueden estar pautadas, cuadriculadas o en blanco. Los dos formatos clásicos son el Moleskine Pocket Classic (de 9x14 cm.) y el Moleskine Classic Large (de 13x21, en la foto de portada). Sus precios rondan los 10 y 15 euros respectivamente.

moleskine_panoramic.jpg
El siguiente modelo en aparecer en el mercado fue la Agenda Moleskine. Las hay de los dos tamaños citados más uno mayor de 19x25. Están organizadas mensual y semanalmente, cuentan con un espacio para anotar teléfonos y direcciones... vamos, lo que la mayoría de las agendas. Sin embargo, hay un formato que me ha llamado la atención, el Panoramic, estructurado de manera horizontal, abriéndose de abajo hacia arriba (en la foto).

Pero si hay un modelo con el que Modo & Modo ha hecho algo verdaderamente novedoso, ése es el Moleskine City Book, una excelente fusión de guía de viajes, agenda y cuaderno de notas dedicados a algunas de las ciudades del mundo que son un atractivo destino para viajar. Han nacido siguiendo la máxima de Aldoux Huxley que dice:

Para todo viajero con buen gusto, la única guía útil será la que él mismo ha escrito.
moleskine_barcelona.jpg

Tienen un mapa general, multitud de planos por zonas, del metro o de las vías de comunicación ferroviarias y un completo callejero. Cuentan con páginas marcadas con solapas en las que puedes pegar unas pegatinas que también contiene el cuaderno, otras totalmente en blanco para anotar lo que quieras y hasta unas hojitas en blanco para escribir pequeñas notas que luego puedes adherir a los mapas. Algunas de las ciudades que cuentan con su propio Moleskine City Book son Madrid, Barcelona, París, Roma, Londres, Berlín, Nueva York, Moscú...

moleskine_reportero.jpg
En los últimos años la empresa se ha lanzado al diseño de nuevos modelos y formatos. Los hay especialmente pensados para pintar en acuarela o para reporteros; los hay que tienen las tapas más flexibles o con formato de folio A4 y A3, y hasta ediciones especiales conmemorativas como la que promovió el Museo Van Gogh de Amsterdam.

De un tiempo a esta parte, los Moleskine se han convertido en todo un fenómeno social. Se ha creado una corriente artística o cultural que ha provocado que usuarios de todo el mundo costumicen sus Moleskine hasta el punto de convertirlas en verdaderas pequeñas obras de arte. El cuaderno deja de ser una simple encuadernación de hojas para anotar ideas, proyectos y demás, para transformarse en un soporte de todo tipo de actividades artísticas. Así, muchos de sus usuarios dibujan o pintan paisajes de lugares que han visitado, o pegan fotografías, o crean collages... incluso hay un formato que tiene las hojas dispuestas en acordeón, esto es: todas las hojas son en realidad una sola, doblada de manera que quedan acogidas entre las tapas. Un ejemplo de ello es el siguiente vídeo de Stefano Faravelli, que nos muestra su Moleskine después de un viaje a Turquía.

Para todos los que aún tengáis regalos por comprar y contéis con un presupuesto limitado, los cuadernos Moleskine pueden ser una alternativa muy acertada, porque existiendo tantos modelos diferentes, quizá encontréis ése que puede llegar a ser un estupendo regalo para alguien que os tiene en fuera de juego estas Navidades. Hay a quien les parecen un poco caros, pero desde luego que la calidad de la encuadernación y del papel, su diseño sencillo y sobrio y su funcionalidad hacen de los Moleskine unos cuadernos que merece la pena comprar atendiendo a la relación calidad-precio.

Sitio Oficial | Página web de Moleskine Más Información | Altair, distribuidor en España En Papel en Blanco | Especial de Navidad 2009

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio