Compartir
Publicidad

Diccionario Literario: mitografía

Diccionario Literario: mitografía
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Mitografía consiste en el estudio y recopilación de mitos y leyendas antiguas que conforman las distintas tradiciones mitológicas. Los mitógrafos realizan recopilaciones de los mitos antiguos y les dan distintas interpretaciones, convirtiéndose en estudiosos y coleccionistas de mitos.

Es un género que mezcla los relatos de mitos con la interpretación didáctica de los mismos e incluso en ocasiones con la adscripción histórica a unos supuestos hechos reales. Pero, en general, en las narraciones mitológicas se intentó ver alegorías de las que podían extraerse enseñanzas morales.

La mayoría de manuales de mitografía tenían vocación enciclopédica. Algunos recopilan tanto los relatos de los mitos como ambas interpretaciones, alegórica e historicista.

Interpretación didáctica y alegórica de los mitos

Ya desde el siglo V d.C., con precedentes incluso más antiguos, se desarrolla la interpretación de la mitología clásica en un intento de conciliar su paganismo con la religión cristiana.

En esa conciliación, postura que fue más fructífera que la del rechazo, tenemos ya desde entonces diversos frutos del intento de hacer compatible la doctrina cristiana con los diversos elementos de la cultura grecolatina a la que no se quería renunciar.

Según Mª Jesús Franco Durán ('Los manuales mitográficos medievales como fuente de transmisión de las fábulas antiguas'),

En general se reconoció que la literatura pagana podía ser saqueada con provecho con tal de que se guardasen las debidas precauciones y el fin justificase los medios.

La interpretación moral recurre al método alegórico y va identificando los distintos elementos de un mito con ideas abstractas para extraer enseñanzas morales de las fábulas mitológicas.

Interpretación historicista de los mitos

La interpretación historicista intenta combinar los hechos fabulosos narrados en los mitos con una versión más prosaica y supuestamente real. En estos casos, la interpretación de los relatos míticos, en ocasiones denominada "racionalista", suele ser crítica, polémica y, en ocasiones, agresiva con las creencias míticas, en tanto que las considera como una ofensa a la razón.

La meta que persigue es desproveer a los mitos de cualquier elemento fantástico o milagroso, con el fin de captar la realidad histórica subyacente a los acontecimientos que plasman los mitos.

Esta manera de explicar los mitos ya aparece en autores clásicos, como Hecateo, Herodoro, Heródoto, Sócrates, Platón, Evémero, Plinio el Viejo ('Historia Natural'), Pausanias ('Descripción de Grecia'), Palefato, Lucrecio y Cicerón....

Las fuentes y obras mitográficas

Ovidio y Virgilio serán las fuentes principales, pero estos clásicos, rechazados en un principio por los círculos tardoantiguos y medievales cristianos, en el Renacimiento se pueden erigir en fuente de moralizaciones en los manuales. 'Las Metamorfosis', por ejemplo, contienen una doble lectura simbólica, una filosofía oculta que es necesario interpretar.

Así lo hicieron los manuales mitográficos de los siglos XV a XVII, como Boccaccio con su 'Genealogía de los dioses', Gyraldy y 'La historia de los dioses' o Natale Conti con su 'Mitología', Cartary ('Las imágenes de los dioses')...

Es especialmente importante la obra de Natale Conti o Natalis Comitis, 'Mythologiae sive explicationum fabularum libri decem' (1551), que fue reeditada en numerosas ocasiones durante el Renacimiento, se basaba en los clásicos latinos y fue empleada por numerosos autores renacentistas como fuente.

En España tenemos en el siglo XVI las obras de Alonso Fernández de Madrigal ('Tratado sobre los dioses de la gentilidad o las catorce cuestiones') y tal vez la más importante en su género, la 'Philosofía secreta' de Juan Pérez de Moya. Le siguió en el siglo XVII la obra de Baltasar de Vitoria 'Teatro de los dioses de la gentilidad', de 1620.

En Papel en Blanco | Diccionario Literario

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio