Compartir
Publicidad
'Aprende a hacer tu árbol genealógico', de Mireia Nieto
Divulgación

'Aprende a hacer tu árbol genealógico', de Mireia Nieto

Publicidad

Si unos extraterrestres tecnológicamente muy avanzados llegaran a la Tierra para estudiar a la especie humana probablemente algunas de sus conclusiones serían las siguientes: es una criatura bípeda, porosa, blanda y compuesta principalmente de agua.

Lo interesante llegaría cuando analizara cómo se relaciona con el mundo. Entonces, descubrirían que su cableado neuronal está perfectamente diseñado para socializar, que tanto su mente como su cuerpo dependen de los demás ya sea por vía genética como por vía memética.

En esta época en la que todo el mundo puede escribir y publicar, en la que se deja en la aduana los signos distintivos del talento y la originalidad para granjearse el aplauso popular, resulta encomiable que existan personas capaces de llenar vacíos editoriales, como es el caso de la geneaología.

Por ello Mireia Nieto tiene doble mérito al haber publicado Aprende a hacer tu árbol genealógico. Doble porque apenas hay libros sobre este tema, y porque, además, escribe totalmente alejada del didactismo redundante de un libro académico, sino desde la divulgación para todos los públicos.

Porque la genealogía es más importante de lo que parece, tal y como la propia autora explica al inicio del libro:

Desde las conversaciones con la familia o sobre ella, pasando por las noticias de la prensa rosa o sobre corrupción política, hasta la serie Juego de Tronos. Todo es genealogía. No estoy haciendo una afirmación exagerada. La genealogía está en todas partes.

¿Por qué ha pasado tan desapercibida esta disciplina si tiene el potencial de explicar parcialmente lo que somos y lo que seremos? Probablemente porque es demasiado evidente que todos llevamos como bagaje cultural y genético parte de lo que fueron nuestros antepasados. Sería como preguntar a los peces que nos describieran su vida en el fondo del mar: es probable que olvidaran contarnos lo mojado que está todo.

Sin embargo, el libro de Nieto se centra en lo mojado que está todo, ahondando en el origen de los apellidos, el origen de los escudos familiares, los documentos que se pueden obtener en un archivo diocesano o, incluso, si puede ayudarnos un test de ADN para reconstruir la historia de nuestra familia.

Huyendo de tecnicismos, pues, Aprende a hacer tu árbol genealógico es un manual práctico sobre genealogía a fin de conocer mejor nuestros pasados y, por tanto, a nosotros mismos...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio