Compartir
Publicidad

‘Aquí se habla. Un recorrido por las lenguas amenazadas’ de Mark Abley

‘Aquí se habla. Un recorrido por las lenguas amenazadas’ de Mark Abley
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Mark Abley no es lingüista, sino un periodista canadiense que escribe para el Times Literary Supplement o el Montreal Gazette, habiendo obtenido por su labor el Premio Nacional de Periodismo de Canadá. Sin embargo, Abley no solo comunica de forma más divulgativa y emotiva la inexorable extinción de la diversidad lingüística en el mundo sino que parece haberse documentado mucho mejor que los propios lingüistas que se dedican a escribir libros sobre el tema.

Al menos para tener una visión multienfocada del problema.

La posición al respecto de la extinción de lenguas es muy clara para Abley: con la pérdida de cada lengua, estamos perdiendo también una faceta de la cultura humana. De eso trata, en esencia, el libro Aquí se habla. Un recorrido por las lenguas amenazadas. Yo no estoy exactamente de acuerdo con su tesis (entre otras cosas, porque no hay evidencia científica sólida sobre ello), sin embargo Abley es lo suficientemente honesto para admitir que existen otras posturas, y que la suya, dentro del mundo académico, es solo una más.

Es decir: Abley no afirma categóricamente que la pérdida de diversidad lingüística sea una catástrofe, solo propone que quizá podría serlo. Lo cual le honra: em la mayoría de libros sobre estos temas tan poco sujetos a la experimentación científica (es decir, tan jalonados aún de opiniones subjetivas), las posturas radicales suelen abundar tanto de un lado como del otro.

Además, dejando a un lado las acerbas polémicas, Aquí se habla puede leerse sencillamente como un recorrido sobre lenguas minoritarias realmente peculiares, es decir, a modo de estudio antropológico: el manx, el mohawk, el boro, el yiddish. Sus páginas, también, están pobladas de jugosas anécdotas acerca de las lenguas, como que existe un idioma amazónico que fue hablado por última vez por un loro, o una lengua caucásica que no tiene vocales.

En ese sentido, Aquí se habla es un libro similar conceptualmente (y más profundo) a El significado de Tingo, aunque haya también cierta inclinación ideológica. Pero no importa lo que creáis al respecto: Abley escribe muy bien, entrevista a personas, describe lugares, tira del hilo de los orígenes de nuestra capacidad más extraordinaria: el habla.

Con todo, si queréis leer una profundización al respecto de mi opinión sobre la diversidad lingüística, podéis hacerlo aquí.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio