Compartir
Publicidad

‘El pequeño gran libro de la ignorancia (animal)' de John Lloyd y John Mitchinson

‘El pequeño gran libro de la ignorancia (animal)' de John Lloyd y John Mitchinson
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podríamos considerar El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) más como un complemento que como una segunda parte de El pequeño gran libro de la ignorancia, reseñado también en Papel en Blanco.

Si aquél recogía en sus páginas las curiosidades más abracadabrantes y pintorescas de toda clase de aspectos del mundo, en esta segunda entrega, John Lloyd y John Mitchinson se centran en hablar solamente del reino animal. Bien, decir “solamente” no es del todo justo. La fauna de la Tierra es tan diversa y extraña que podría llenar mil libros como éste.

Y quitarnos las ganas para siempre de buscar marcianos: los verdaderos extraterrestres son los animales que nos rodean. Basta con fijarse un poco en ellos.

El libro está organizado y escrito de tal manera que resulta muy ameno de leer: a cada animal se le han reservado dos páginas, todos ellos están organizados por orden alfabético y, los autores, nos explican sólo los aspectos más poco conocidos de su biología o sus costumbres, dejando lo obvio para otra clase de manuales.

¿Creéis saber cómo es un gato o un conejo? Después de leer el capítulo correspondiente a estos animales, descubriréis que en realidad no sabíais nada de ellos. Como tampoco que los albatros pueden volar sin tocar el suelo durante 10 años (incluso duermen volando), las cigarras cantan números primos, las sanguijuelas tienen 34 cerebros, las orcas lloran la muerte de los suyos o que el burro es uno de los animales más valientes del mundo.

Leer El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) es como ir al zoo de una forma totalmente nueva: incidiendo en los aspectos que nunca nos habían contado. Un safari de torrencial información que saciará las mentes más espistémicamente hambrientas. Y todo ello sazonado con las ilustraciones y los diagramas explicativos del artista Ted Dewan, un escritor e ilustrador de culto en el Reino Unido.

El pequeño gran libro de la ignorancia (animal), aunque convierte a los animales comunes en criaturas más sofisticadas y exóticas que cualquier alienígena inventado por un novelista, también es un excelente desmitificador de ideas que albergamos sobre algunos animales.

Por ejemplo, el delfín. El delfín debe de ser uno de los animales que mejor prensa tiene. Pero este exceso de benevolencia hacia los delfines ha provocado que popularmente se les considere criaturas muy inteligentes, amigos de las bromas y de las risas e iconos de la paz y el amor. El símbolo de la ecología.

Pero también tiene una parte oscura que no suele salir a la luz. Hay grupos de machos que violan a las hembras. Otros grupos de delfines son capaces de golpear marsopas hasta matarlas sólo por diversión. A veces, también practican el infanticidio.

En un estudio completo sobre delfines salvajes que buscaban compañía humana, tres cuartas partes mostraron agresividad y la mitad se dejó llevar por una “conducta sexual desviada” con boyas, embarcaciones y humanos. Dado que el delfín mular macho mediano pesa 40 toneladas y posee un pene sólo de 30 centímetros de largo que termina en un gancho prensil lo suficientemente ágil para atrapar a una anguila, no resulta muy deseable transmitirle señales equivocadas.

Editorial Paidós Colección Contextos 224 páginas ISBN: 978-84-493-2238-9

Sitio Oficial | Ficha en Paidós En Papel en Blanco | ‘El pequeño gran libro de la ignorancia’ de John Lloyd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio