Compartir
Publicidad

‘El periodista matemático’ de Fernando Blasco

‘El periodista matemático’ de Fernando Blasco
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las matemáticas son un palo. Lo son porque no parecen tener aplicación en la vida diaria, excepto para hacer sumas, restas o multiplicaciones. ¿A quién le interesa cuánto tardarán dos trenes en colisionar si uno sale de Albecete y el otro de Madrid? ¿Para qué sirven unas ecuaciones de segundo grado? ¿Los números no son frías abstracciones?

Consciente del desencanto matemático generalizado, en parte porque las matemáticas no son una materia fácil, pero sobre todo porque la enseñanza de las matemáticas es cuadriculada, mecánica y medieval, consciente de ello, digo, hay matemáticos que han llevado a cabo grandes gestas a fin de popularizar tal materia, incluso buscándole su faceta graciosa o hasta práctica.

Autores como John Allen Paulos o Martin Gardner han conseguido que al menos yo sea muy consciente de que la ignorancia en matemáticas no es baladí. Los ‘anuméricos’ andan tan perdidos en sus actividades diarias y son tan propensos a los engaños de la prensa, la publicidad o el terrorismo como lo son los niños indefensos.

En la misma línea, Fernando Blasco, tal y como ya lo hizo en su día el popular y divertidísimo Claudi Alsina, acaba de convertirse en mi John Allen Paulos español, madrileño, para más señas. Y tanto se asemeja Blasco a Paulos que hasta ha decidido escribir un libro, El periodista matemático, en el que se tratan de analizar noticias de periódicos desde la óptica de las matemáticas, ya sean para refutarlas, encontrarle inconsistencias o sencillamente dotarlas de cierta perspectiva. Tal y como Paulos hizo precisamente en su libro Un matemático lee el periódico.

Blasco es doctor en Ciencias Matemáticas por la Universidad Complutense de Madrid. Además, aúna su interés por las matemáticas y la divulgación de las mismas (por lo cual ha recibido varios premios) con la magia (es miembro de la Sociedad Española de Ilusionismo), también una excelente forma de divulgar ciencia. Que se lo digan a James Randi.

Con El periodista matemático, con un lenguaje fresco y cercano, Blasco nos ayuda a radiografiar la información que nos ofrecen los medios desde el escepticismo y la cautela del que domina los números, las estadísticas y demás miembros de la familia matemática. Permitiéndonos, además, hallar respuesta a cuestiones como la relación que hay entre Arquímides y la Eurocopa o Julio César con el DNI electrónico. También si hay números de suerte para el sorteo de Navidad. O incluso si las matemáticas pueden servir de algo en las relaciones de pareja, o cuál es su decisivo papel en tiempos de guerra.

Los capítulos, como en un periódico, están divididos en Internacional, Nacional, Economía, Educación, Cultura, Sociedad, Espectáculos, Deportes, Loterías y Pasatiempos.

En definitiva, un libro excelente, divertido, divulgativo y tremendamente erudito. Y además escrito en España y con ejemplos cercanos que todos podemos entender. Sin duda, la mejor forma de quitarse el miedo a las matemáticas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio