Compartir
Publicidad
'El primer peldaño': los escritos del Tolstói vegetariano
Divulgación

'El primer peldaño': los escritos del Tolstói vegetariano

Publicidad
Publicidad

Muchas gente no sabe que Lev Tolstói era un vegetariano avant la lettre, un hombre convencido que consideraba que para llevar una vida ética tiene que empezar por evitar el sufrimiento de los demás. Y eso incluye el no sacrificar animales. La editorial Kaidós ha publicado hace poco 'El primer peldaño', un conjunto de escritos sobre vegetarianismo del autor de 'Guerra y paz'.

Quizá pueda sorprender un poco al lector esa filosofía del autor ruso, pero no si se conoce mínimamente su vida y su obra. El autor de 'Anna Karenina' tuvo una importante crisis religiosa que le llevó al borde del suicidio y de la que renació para profesar un cristianismo puro y primigenio. Y una de las leyes fundamentales del cristianismo que Tolstói seguía era el "No matarás". Era 1880 y Tolstói escribiría 'El reino de Dios está en vosotros'. Había sido un gran aficionado a la caza hasta entonces. Pero eso no es óbice para encontrarnos con un pensador cuyas ideas están en sintonía con una sociedad como la nuestra, más de 120 años más tarde.

Para Tolstói, el vegetarianismo, pues, era la consecuencia lógica de una ética mucho más amplia. El autor, por ejemplo, considera la abstinencia (tanto sexual como alimenticia) como una virtud primaria necesaria para la consecución de otras superiores y le lleva incluso a criticar al Papa por predicar lo que él llama "doctrina del egoísmo". Su posición vuelve a los Evangelios para encontrar las enseñanzas originales:

La gente se convence a sí mima y al resto de que es posible amar a los demás sin renunciar no solo a lo que está acostumbrado, sino a lo que considera decoroso.

Para Tolstói esa renuncia y el autocontrol forman parte de un sistema moral que se ha perdido. Es 1891 y nuestro autor ya constata que "la persona no está acostumbrada al trabajo, (...) a concentrarse, a esforzarse, a la entereza, a sentir pasión por lo que hace". Piensa que esa primera virtud de la abstinencia que se ha perdido totalmente impide a la sociedad encontrar la moderación, la justicia, el servicio a los demás y el amor.

Puedo entender cuando, en una conversación habitual, sale el tema del vegetarianismo/veganismo y la actitud beligerante y dogmática de algunos de ellos, que a veces en su proselitismo van más allá de la crítica a la libertad individual de cada cual. Puedo entenderlo, digo, porque Tolstói crítica también el trabajo esclavo, el consumo de alcohol y de tabaco, demostrando que el vegetarianismo no es sólo un capricho alimenticio.

Una de las cosas que impactaron a Tolstói y le motivaron a tomar su decisión fue la visita a un matadero. Es una anécdota documentada por él mismo y por sus hijos: la visita fue tan terrible que se sintió en la necesidad de contárselo (y horrorizar) a su familia. Pero en este testimonio tan crudo yace una verdad tan terrible que no puedo menos que mover a quien se le relata.

Hablé hace poco con un soldado matarife, y también él se sorprendió de que dijera que es una lástima matar. Como es habitual, replicó que son así las cosas, pero al final me dio la razón: "Sobre todo cuando el animal es manso y está domesticado. El pobrecito confía en ti. ¡Da muchísima pena!".

Otro detalle que horroriza a Tolstói es una escena en la que varios matarifes dan cuenta de una res joven hablando entre ellos, sin ni siquiera dirigirle la mirada,** manipulándola como un objeto más**. La escena, como decimos, impresiona mucho al escritor.

Tolstói llega incluso a apostar por la dieta frugívora:

Estoy convencido de que en el futuro la humanidad dejará de alimentarse incluso de vegetales y se alimentará únicamente de frutos, que han sido creados por la propia naturaleza como el alimento ideal para el ser humano. Cuando la fruta ha madurado, cae del árbol y al comértela no destruyes nada vivo, ni siquiera su semilla.

Este conjunto de textos es publicado por primera vez a la lengua castellana, y ha sido traducida por Joaquín Fernández-Valdés. Además del texto principal, completan el volumen otros textos escritos o recopilados por el autor (hay, por ejemplo, un apartado de citas afines de otros escritores y pensadores), así como textos de algunos de sus hijos que, como su padre, también se decantaron por el vegetarianismo.

Tolstoi Primer peldano kairos

Si el vegetarianismo te interesa ya sea por salud o por una cuestión ética, estos textos fundacionales de Tolstói de 1891 resultan muy interesantes, además de poner en un contexto personal la obra de este autor ruso. El libro es breve y muy fácil de leer, y una vez concluido un no puede más que reafirmarse en sus ideas.

'El primer peldaño y otros escritos sobre vegetarianismo'
Lev Tolstói
Selección y traducción de Joaquín Fernández-Valdés
Editorial Kairós, 2017.
Rústica con solapas. 128 pgs. 12€
ISBN: 9788499885513
Cómpralo en Amazon aquí.

Más información | Ficha en Kairós
En Papel en Blanco | 'Vampiros', seis relatos de terror de A. Tolstói

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio