Compartir
Publicidad

‘Historias curiosas de la ciencia’ de Cyril Aydon

‘Historias curiosas de la ciencia’ de Cyril Aydon
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta es la segunda incursión de Cyril Aydon en la divulgación científica. La primera fue su biografía de Charles Darwin, el que quizá, a mi juicio, el científico que más ha contribuido en cambiar el mundo. O mejor dicho: la percepción del ser humano sobre el mundo y sobre él mismo.

En Historias curiosas de la ciencia, Aydon cuenta de forma amena (aunque no de forma especialmente interesante) algunas de las más intrigantes historias de la ciencia, pasando revista a algunos de los hechos sorprendentes que los científicos han descubierto sobre nuestra historia y el universo que habitamos.

Cuenta Cyril Aydon que, para escribir este libro, sobre todo se ha inspirado por una obra de Isaac Asimov, Enciclopedia biográfica de la ciencia y la tecnología.

El libro puede leerse en orden, como una introducción a los dos mil años de descubrimientos científicos. Pero los lectores que prefieran una lectura tipo piscolabis, entonces también pueden abrir el libro por una página al azar.

Además, el volumen que nos ocupa presume que el lector no tendrá conocimientos previos de ciencia o matemáticas, de modo que se vanagloria de contar con una única fórmula en todo el texto: E=mc2, del entrañable Albert Einstein.

Con esta claridad expositiva quizá un tanto desalentadora para quienes tengan algunos conocimientos sobre ciencia, Aydon narra anécdotas de la historia, personajes, teorías, leyes, experimentos, conceptos a fin de responder a dudas tal vez un poco estériles para la vida cotidiana, pero sin duda muy estimulantes para cualquier mente mínimamente inquieta por el mundo que le rodea (los epistémicamente hambrientos, absteneos).

Por ejemplo: ¿cómo se produce el arco iris y por qué tiene colores? ¿Por qué el cielo es de color azul? ¿Cómo se inventó la vacuna contra la rabia? ¿Por qué en el calendario gregoriano se eliminaron diez días respecto al anterior calendario juliano?

Los avances científicos, tal como nosotros los entendemos, sólo se han dado dos veces en la historia del mundo. Y entre el crepúsculo del mundo griego y el amanecer de la moderna era científica hubo un intervalo de mil quinientos años, durante los cuales se añadió muy poco al conocimiento científico mundial. ¿Por qué? No puede estar en los genes. Los griegos no eran más listos que los romanos o los chinos, ni los europeos que los aztecas o el pueblo de la Gran Zimbabwe. Quizá la clave es la economía: la ciencia sólo puede prosperar en sociedades lo bastante ricas como para permitir que muchas personas dediquen su tiempo a pensar y hablar.

Editorial Robin Book Sello Swing Colección ciencia 320 páginas ISBN: 978-84-96746-32-9

Sitio Oficial | Ficha en Robinbook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio