Compartir
Publicidad

Bonald concede el IV Premio Bruguera a Mario Catelli

Bonald concede el IV Premio Bruguera a Mario Catelli
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

No descubriré nada nuevo si recuerdo al avezado lector los turbios trasuntos que se mecen en la trastienda de los premios literarios, especialmente cuando dichos certámenes pretenden repartir una cantidad sustanciosa o vienen convocados por editoriales de prestigio que, raramente, abren una puerta a algún autor ajeno a su catálogo de escritores.

Sin embargo, debo reconocer que me ha sorprendido la “franqueza” de Bruguera. Desconocía que el jurado encargado de adjudicar el premio de novela que lleva su nombre fuese unipersonal. Y también me sorprendería descubrir que el señor Caballero Bonald haya recibido entre tres y cinco novelas finalistas y, como sería de suponer, leído las mismas o, cuanto menos, aquellas que no fuesen origen para él de sopor profundo.

¿Por qué mis dudas al respecto? Bueno, cualquiera que dedique parte de su tiempo a estar medianamente atento a las convocatorias y fallos de concursos sabe que don Manuel Caballero Bonald, de un tiempo a esta parte, es invitado frecuentemente a componer y/o presidir jurados, una actividad que no suele desempeñarse sin contraprestación económica.

Sumemos a esto el hecho de que el insigne poeta (a cada quien lo suyo en justicia) también participa en otros eventos literarios. Y me permito presuponer que le seguirá agradando disfrutar de sus espacios para la lectura y la escritura, por no mencionar familia y amigos. Con todo lo cual…

Ahora bien, esta vez no me disgusta el resultado (aun plenamente consciente de la irrelevancia última de mis gustos o consideraciones) pues Caballero Bonald ha concedido el IV Premio Bruguera a Mario Catelli por su obra ‘El heredero’ quien, por la breve reseña biográfica que he podido leer, parece ser uno de esos escritores infatigables y luchadores que no desfallecen ante la adversidad.

Y por eso, sólo por eso, me alegro (aunque ya hubiese publicado con Ediciones B la obra ‘Sherlock Holmes y el caso del lápiz mágico’), me alegro de su premio y confío en que tal distinción abra para él nuevas puertas y caminos.

Otra cosa sería que, como ocurre con el Planeta, se lo hubiese llevado muerto Savater o Boris Izaguirre. ¿No cree usted?

Vía | El Cultural

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio