Compartir
Publicidad

Crecen las publicaciones en España pero disminuyen las tiradas

Crecen las publicaciones en España pero disminuyen las tiradas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El Instituto Nacional de Estadística ha hecho públicas hoy los datos relativos a la producción editorial del año 2007. Estos datos arrojan una conclusión inesperada: el años pasado se editó un 10% más libros en España, alcanzando los 72.914 libros y folletos, pero la tirada media de cada uno de estos ejemplares se redujo en casi un 20% de media. Además, los libros infantiles retroceden un 2% con respecto a la producción generalista.

De la producción editorial española un 43% corresponde a literatura de ficción, historia y crítica literaria, quedando el resto para Ciencias Sociales, Ciencias Aplicadas y Artes. Estos datos parecen desmentir uno de los tópicos más comunes de hoy en día, el de que en España no se lee. Viendo la excelente salud mercantil de la que disfruta la novela y muy especialmente su vertiente de divulgación histórica nos damos cuenta que, realmente, se está leyendo más que nunca. Y que los niños no son forzosamente los más lectores.

Del segundo dato, que habla de la reducción de las tiradas, se puede extrapolar una visión general sobre las estrategias editoriales que se están practicando. Las editoriales buscan diversificarse y se arriesgan más. En lugar de poner toda la carne en el asador (a menos que se trate de un valor seguro del calibre de Ruiz Zafón) ensayan con distintos materiales en los que invierten menos para abarcar más. Esto es en principio algo favorable ya que abre más posibilidades a los escritores noveles o independientes para encontrar su nicho.

Hay sin embargo una cara negativa de esta tendencia. la adecuación de las editoriales a una mentalidad mercantil de tendencias. Estamos asistiendo a fenómenos de modas literarias que cambian aún más rápido que las colecciones textiles de temporada. En un momento dado todo el mundo está editando novelas esotéricas, al siguiente lo que se lleva es el intimismo femenino, ahora todos los expositores rebosan de libros sobre la guerra de la Independencia, y el mes que viene todo habrá quedado anticuado. Normal que las tiradas sean cada vez más breves, las modas literarias pasan rápido y los libros se venden al mes siguiente en mercadillos como fondos de armario apolillados.

Vía | Yahoo! Noticias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio