Compartir
Publicidad

El gatito de Bruguera dice adiós

El gatito de Bruguera dice adiós
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mala noticia sin duda el cierre de una editorial. Si encima se trata de una editorial histórica que todos conocemos, mucho peor. Y es que esta semana pasada se ha hecho oficial el cierre de la Editorial Bruguera, según ha señalado el director editorial de Ediciones B, Ricardo Artola, dándose por concluida la nueva andadura que había comenzado con la vuelta de este sello en el año 2006. El motivo fundamental es que no ha terminado de cuajar en el mercado literario.

Hay que recordar que Bruguera ya sufrió un cierre en el año 1986, cuando nos divertía a todos con sus publicaciones de Mortadelo y Filemón o Zipi y Zape. Veinte años más tarde decidieron volver a ponerla en las estanterías, con ilusiones renovadas y de la mano de Ana María Moix, directora de la nueva etapa. Pero ahora, muy poquitos años después, parece que el adiós será definitivo y la propia Ana María fue despedida a finales del pasado mes de Abril. Artola afirma respetar el trabajo que ha desarrollado la poeta y narradora, pero reconoce que en este tiempo Bruguera no ha conseguido alcanzar un mínimo de entidad.

Por supuesto, la crisis no ha ayudado mucho tampoco en esta decisión, y su propuesta de nuevos valores de la literatura junto con títulos descatalogados de grandes escritores de la segunda mitad del siglo XX, no ha terminado de conseguir unas ventas capaces de hacer que Bruguera aguantara. En cualquier caso, el cierre no es inminente, y ha quedado claro que lo que está pendiente de publicación, será publicado, aunque se cortarán las negociaciones para nuevos libros. Así todavía nos quedan por disfrutar de algunos autores como Margaret Atwood, Joaquín Marco o Mary Gordon.

Por otra parte, Ricardo ha querido salir al paso de los rumores que señalaban que el V Premio Bruguera de Novela fue señalado desierto por falta de recursos económicos, desmintiendo tales comentarios y afirmando que no existen problemas de tesorería en Ediciones B. Asimismo, señala que el cierre servirá para fomentar otros sellos del grupo como Zeta Bolsillo, considerada como uno de los más importantes en el mercado del libro de bolsillo.

En fin, sólo queda decir adiós al gatito que era símbolo inequívoco de la editorial, y esperemos que este cierre sea un caso aislado. He de reconocer que casi todos mis recuerdos de Bruguera van unidos a cuando era pequeñín y devoraba los cómics de Mortadelo y Filemón. Triste noticia sin duda, ojalá en unos años se lo replanteen y tengamos de nuevo al gatito maullando, por qué no...

Vía | abc.es En Papel en Blanco | Declaran desierto el V Premio Bruguera de Novela

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio