Compartir
Publicidad

Los peligros de ser agente literario

Los peligros de ser agente literario
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Si pensamos en oficios peligrosos lo normal es que no se nos venga a la cabeza el de agente literario. No sé cómo lo imagináis vosotros, pero en mi mente veo un escritorio con montañas apiladas de manuscritos y mucho trabajo online respondiendo mails y concertando citas. Nada que haga pensar que te estás jugando la vida. Sin embargo, la historia ha sido muy diferente para Pam van Hylckama Vlieg. Esta agente literaria de San Francisco’s Larsen Pomada Literary Agency ha sufrido un ataque por parte de uno de los autores que había rechazado. Y es que nunca se sabe cómo va a reaccionar un escritor frustrado…

Pam estaba en su coche cuando un extraño se acercó e introduciendo la mano a través de la ventanilla, la golpeó contra el volante. Por fortuna, la agente literaria llevaba con ella a sus dos perros y fue precisamente uno de ellos el que mordió al atacante e hizo que huyera. Al parecer, Pam lleva una vida muy activa en Internet, con varios blogs, cuentas de Twitter, Facebook y FourSquare, por lo que la policía piensa que es probable que el atacante supiera exactamente dónde se encontraba gracias a esta información.

Después de esta mala experiencia, Pam piensa tomarse un respiro en su vida online. El atacante ya había cometido varios delitos e incluso había escrito una nota amenazante a la agente literaria. Evidentemente, no es algo que suceda muy a menudo, y por supuesto, no es una reacción lógica a un rechazo editorial, pero todo esto me hace pensar hasta qué punto estamos exponiendo en muchos casos nuestra vida privada, de manera que nos puedan hacer daño cuando menos lo esperamos. Puede que después de esto los agentes literarios cobren un plus por peligrosidad…

Vía | ABC.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio