Compartir
Publicidad

José Antonio Marina desde la selva del poder

José Antonio Marina desde la selva del poder
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

José Antonio Marina es un escritor que ha construido a punta de reflexión y escritura una larga lista de seguidores que leen sus libros a medida que aparecen cual si se trataran de capítulos de una gran enciclopedia que quizás permita comprender o mirar la realidad contemporánea desde las fascetas más disímiles pero siempre polémicas. Y es que Marina, a pesar de su prosa depurada nos lleva siempre de la mano por sendas de lo real hasta hacernos topar, casi de improviso con verdades que de otra manera quizás no veríamos (o no querríamos ver).

Los sentimientos, la creatividad, el lenguaje han sido algunos de los referentes por él trabajados, pero ahora va de frente con uno de los temas fundamentales de toda la historia del ser humano pero que en la actualidad ocupa (como él bien dice) galeradas y galeradas editoriales: el poder. Y lo hace en su libro de muy reciente aparición: La pasión del poder el cual presentó hoy en la ciudad de Barcelona, en una rueda de prensa en la que destacó su intento por observar todas las manifestaciones del poder para poder comprender un poco más al ser humano.

El poder parece en si mismo una pulsión del hombre y se encuentra presente en muchos niveles de nuestra realidad. Hay poder en las relaciones amorosas, en las parentales, en las amistades, y no solamente en el ámbito de lo político.

Tiene poder quien tiene la fuerza para coaccionar y quien tiene la capacidad para cambiar las creencias de las personas y sus sentimientos

Eso ha afirmado esta mañana frente al grupo de periodistas que cubría el evento, para luego ocuparse de una reflexión que para mi es tanto o más importante que la anterior, y que alude a la relación entre realidad y ficción y la importancia que según él tiene la segunda para poder sobrevivir a la primera. La inteligencia humana, continuó, tiene la capacidad de crear ficciones para poder sobrevivir. Esas ficciones que permiten siempre pensar en un futuro ideal pero motivante que nos permita un accionar positivo y la búsqueda del logro de ideales alternativos al del mundo del Homo homini lupus.

el ser humano está hecho para vivir en la ficción, no en la realidad

Pero esa posibilidad de acceder a la ficción, la de crear mundos alternativos, ideales, motivantes a la transformación de una realidad es posible, entre otras cosas, por la educación. Y en este tema, Marina se vio involucrado en meses pasados en una polémica gracias a la creación de la materia Educación para la ciudadanía y que él ha apoyado, entre otras cosas, afirmando:

No podemos enseñar a los alumnos a enfrentarse con los conflictos, si nos dan miedo los conflictos. No podemos animar a debates sobre temas éticos o políticos, si no nos movemos con soltura en esos temas y sabemos encauzar el debate.

No es pasar de una cosa a la otra, es conectar una cosa a la otra porque poder y ética parecen estar insolublemente relacionadas, una no podrá existir sin la otra. ¿Cómo entrar éticamente lúcidos al mundo de la ficción para lidiar con el ansia de poder? No sé aún si este libro me ayude a responder esta pregunta. Ya les contaré.

Vía | Yahoo! Noticia Más información | La pasión del poder (Anagrama)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio