Compartir
Publicidad

'Mientras escribo', Stephen King

'Mientras escribo', Stephen King
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este libro iba a formar parte de mi lista de libros para empezar a escribir pero he decidido darle un poco más de espacio porque bien lo merece. Es un libro que puede tener múltiples lectores, desde aquel que está escribiendo y le interesa saber qué tiene un escritor que recomendarle, pasando por el fanático de Stephen King hasta aquél que le interesa el proceso creador y su relación con la vida. Mientras escribo(Plaza y Janés, 2001) se ha transformado en una suerte de libro de culto. Se le menciona como una joya y se lee forazmente. Llega a las librerías y pronto se acaba, es recomendado cada vez más por docentes en las universidades y en cursos de escritura y talleres literarios. Es, sin embargo, un volumen de difícil clasificación que oscila entre la autobiografía y el libro técnico. En mi caso, me ha permitido acercarme y valorar mucho más a su autor, uno de los más prolíficos y exitosos de la industria norteamericana.

Lo primero que diría de él es que se trata de un libro sincero, muy sincero y quizás eso es lo que más valoro porque es un texto depurado, breve y que mezcla literatura y vida en un contrapunto permanente que atrapa al lector que no se encuentra (al menos aquí) ante un divo creído sino ante un hombre que ha vivido experiencias muy duras, se ha hundido y sobrepuesto, en gran medida, gracias al ejercicio de la escritura.

El libro está dividido en cuatro partes; la primera de ellas es la más larga y se titula Currículum Vitae, a ella le sigue Caja de Herramientas, que continúa con Escribir para finalmente rematar con Postdata: Vivir. A continuación un breve recorrido por todas ellas:

1) Currículum Vitae: como su nombre lo indica, es un recorrido por la aventura vital de Stephen King, desde su nacimiento, pasando por sus primeros recuerdos, la escuela, la relación con su madre y su hermano, sus inicios y formación como escritor. Pero él mismo se encarga en las primeras páginas de afirmar que no se trata de una autobiografía sino, más bien, de un currículum que explique la formación de un escritor, porque para él el escritor nace tal, como si le fuera incorporado un "accesorio de fábrica":

Estoy seguro de que hay muchísima gente con talento que puede potenciarse y aguzarse. Si no lo creyera, escribir un libro de estas características sería una pérdida de tiempo.

2) Caja de herramientas:

... para sacar el máximo partido a la escritura hay que fabricarse una caja de herramientas, y luego muscularse para poder llevarla.

Tal es la explicación introductoria a este breve y conciso capítulo que aborda algunos elementos técnicos y de estilo para la escritura. La bibliografía que cita es muy breve y el libro que más resalta es The elements of style de William Strunk. Una advertencia, sin embargo, a quienes leemos este libro en español: creo que muchos de los consejos y recomendaciones valen sobre todo para la escritura en inglés. El español, ya lo sabemos, tienen una riqueza que nos facilita un mayor juego con las imágenes a través de los adjetivos, por ejemplo. Sin embargo, la recomendación de evitar la paja, los rodeos e ir directo a la frase depurada, es fundamental, sea en el idioma que sea.

La gramática, el vocabulario y el estilo (directo e indirecto) son las bandejas básicas de la caja de herramientas de King. Lo que cada quien haga con la suya propia es asunto suyo, de su fuerza y entrenamiento.

3) Escribir En esta tercera parte, que es una de las que más me gusta, King es muy contundente en esto de la escritura. Comienza por dividir a los escritores en cuatro grupos que van desde los más absolutamente mediocres hasta los más absolutamente geniales. Con ellos no hay nada que hacer: son lo que son, dice él, pero en el caso de los escritores medianos, pueden llegar a convertirse en buenos escritores a secas.

King comparte las que para él son las cosas más importantes a la hora de escribir o ser escritor. Quizás la más importante de ellas sea una de las que ya nos han dicho y que termina siendo la más importante: leer. Leer mucho y escribir mucho, dice él. Dejando que el muso (sí, para él es masculino no femenino) haga de las suyas pero sobre todo trabajando muy muy duro en la escritura.

Y por allí sigue.

4) Postdata: Vivir: No es extraño que la cercanía con la muerte nos devuelva el amor a la vida y eso es más o menos lo que le ha pasado a Stephen King luego de haber sido arrollado por un vehículo en 1999. Después de operaciones, tratamientos y terapias logró salvar su pierna y su vida que se vió comprometida varias veces. Una vez sintió que estaba por encima del dolor, todo empezó a ir mejor. Es entonces cuando decide escribir este libro que, ya se ve, es también (o sobre todo) una celebración de la escritura y de la vida.

La creación, dice, es como el agua de la vida. Y concluye:

Bebe y sacia tu sed.

En Papel en blanco | Libros para empezar a escribir / Libros para empezar a escribir: hablan los autores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio