Compartir
Publicidad

'Partes públicas', de Jeff Jarvis: Por qué compartir en la era digital mejora nuestra manera de trabajar y vivir

'Partes públicas', de Jeff Jarvis: Por qué compartir en la era digital mejora nuestra manera de trabajar y vivir
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los avances en las telecomunicaciones, desde el telégrafo hasta Internet, han suscitado advertencias en relación a nuestra pérdida de intimidad. Sin embargo, siempre nos acabamos habituando, porque los beneficios son mayores que los perjuicios. De tal modo, quizá ya va siendo hora de que dejemos de lamentarnos por la pérdida de una privacidad que finalmente asumimos alegremente para enfocar de otro modo el problema: la privacidad debe redefinirse en aras de obtener mayores beneficios que nunca, beneficios que pasan por una colaboración universal 2.0 con personas que ni siquiera conocemos.

Ésa es la tesis principal del Partes públicas, de Jeff Jarvis. Para sintetizar su idea, Jarvis emplea el neologismo publificación, que define como sigue: el acto o el hecho de compartir información, pensamientos o acciones; el hecho de reunir a personas o de reunirse en torno a personas, ideas, causas o necesidades.

En primer lugar, Jarvis nos acerca al concepto de privacidad, de lo flexible que resulta el mismo en función de las circunstancias, y también de hasta qué punto sus fronteras se amplían según la cultura que analicemos. Por ejemplo, en Finlandia es relativamente sencillo averiguar la renta de una persona, cuando en España es de mal gusto airear el sueldo que percibimos. En otras palabras: la privacidad no es una máxima indiscutible, sino que puede adaptarse a cada grupo de individuos, y además favorece la transparencia y engrasa la colaboración o la obtención de datos estadísticos sobre cualquier asunto.

Sacrificando cierta privacidad, compartiendo datos con los demás, como si nos convirtiéramos en una suerte de mente colmena, hemos concebido hitos que solo hace un cuarto de siglo habrían sido impensables, como Wikipedia (que puede equipararse ya a la Enciclopedia Británica), Google Maps (y los proyectos cartográficos en código abierto), sitios donde publicar la opinión de los consumidores (TripAdvisor para viajes, Yelp para restaurantes, Rotten Tomatoes para cine), PatientsLikeMe (pacientes que comparten los detalles de sus tratamientos y medicamentos), servicios para informar sobre incidencias del barrio que pueden arreglarse entre todos (SeeClickFix o FixMyStreet), notas públicas geolocalizadas (BlockChalk) y un sinfín de proyectos.

Los argumentos de Jarvis están fundamentados excelentemente por bibliografía, estudios científicos y, sobre todo, un repaso a las reacciones de la sociedad frente a toda clase de avances en las telecomunicaciones: teléfono, telégrafo, televisión, radio... siempre, absolutamente siempre, las personas, e incluso algunos intelectuales y medios de comunicación, han reaccionado de la misma forma agorera, ludita y casi tenebrosa ante tales inventos. Internet solo es la mera repetición, punto por punto, de lo que llevamos observando durante siglos.

En definitiva, una lectura fascinante, de las que consiguen reconectar tus neuronas de un modo inédito, propiciando pensamientos que, de tan obvios, te asombra no haberlos alumbrado antes.

Jeff Jarvis es uno de los periodistas más conocidos y respetados de Estados Unidos. Escribe una columna semanal en el diario The Guardian y fue nombrado como uno de los 100 líderes mundiales en medios de comunicación por el foro económico mundial de Davos. Fundó y trabajó como editor de la revista Entertainment Weekly y más tarde fue presidente y director creativo de Advance Internet. Actualmente da clases de periodismo en la New York Graduate School y escribe en su blog Buzzmachine.com, uno de los más leídos de la red.

Fecha de publicación: 07/02/2012 320 páginas ISBN: 978-84-9875-037-9 Editorial Gestion2000 Colección: Sin colección

Sitio Oficial | Ficha en Planeta de Libros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio