Compartir
Publicidad

‘¿Por qué persisten los dioses?’ de Robert A. Hinde

‘¿Por qué persisten los dioses?’ de Robert A. Hinde
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar del título, ¿Por qué persisten los dioses?, de Robert A. Hinde, no trata sobre Dios, sino sobre la religión. En realidad, sobre todas las religiones y en las razones de que éstas, a pesar de ser tan poco lógicas o coherentes, basándose a menudo en símbolos y claves naïf o directamente ininteligibles, aún tengan una presencia tan amplia en una sociedad en apariencia mejor formada, mejor informada y más madura.

Robert A. Hinde estudió filosofía en Cambridge y se doctoró en psicología en Oxford después de servir como piloto en la RAF durante la Segunda Guerra Mundial. Es decir, que nadie puede dudar de las armas intelectuales de Hinde, al menos a nivel académico. Ha escrito ya varios libros que tratan sobre el estudio de la religión desde un punto de vista biológico y psicológico y es miembro de la Royal Society. Pero algo falla. Al menos en el libro que nos ocupa.

Porque he aquí un libro denso y, en ocasiones, árido sobre un asunto que en manos de divulgadores más experimentados, como Steven Pinker, Richard Dawkins o Daniel Dennett, resulta mucho más ameno y, sobre todo, más accesible por el gran público. Irónicamente, la mayor seriedad y complejidad a la forma de que Hinde exponga sus ideas no se traduce también en un mayor alcance en sus reflexiones y planteamientos frente a los autores anteriormente mencionados.

Hinde jamás podrás ser tachado de aventurado, intolerante o corrosivo (pues su obra es tan fría y distante y penetra poco en las conclusiones), pero tampoco resulta estimulante intelectualmente. Da la impresión de que después de leer a Hinde en realidad no has leído gran cosa, salvo una exposición académica perogrullesca o unos análisis preliminares que jamás se concretan en nada. Hinde probablemente tiene razón en todo lo que dice porque apenas dice nada. He de admitirlo, en algunos fragmentos me he aburrido. Mucho. Y yo no suelo aburrirme con los ensayos que tratan sobre esta clase de temas.

Así pues, cabe pensar que este libro de divulgación no debería ser tal sino, quizá, algún sesudo artículo de consumo académico. Sólo echar un vistazo al sumario basta para formarse esta idea: Creencias estructurales, Ritual, Códigos morales, Aspectos sociales, Experiencia religiosa. En definitiva: llueve sobre mojado. Un texto que no aporta nada nuevo y que, además, se presenta como introductorio, canónico, al estilo de esos aburridos manuales de universidad.

Finalmente, el subtítulo indica “una aproximación científica a la religión” aunque ¿Por qué persisten los dioses? apenas contiene ciencia, al menos en su vertiente más dura.

Las religiones han ayudado a la gente a enfrentarse a la injusticia, el sufrimiento, el dolor y la muerte. Han inculcado valores y respeto a los demás que han sido fundamentales para la buena marcha de las sociedades. En la mayoría de sociedades los sistemas religiosos y los seculares han estado estrechamente entrelazados. Pero las religiones también han sido usadas para perpetuar la injusticia, y las diferencias religiosas se han utilizado para justificar la tortura y las más terribles guerras religiosas. Las religiones han dado a la gente un sentido de propósito en la vida –aunque a veces este sentido ha llevado a los creyentes a destruir las formas de vida de quienes pensaban de un modo diferente a ellos.

Ediciones de Intervención Cultural Biblioteca Buridán 376 páginas ISBN: 978-84-96831-64-3

Sitio Oficial | Ficha en Ediciones de Intervención Cultural

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio