Compartir
Publicidad

Un hombre que cumple los TODOS mandamientos de la Biblia escribe un libro sobre la experiencia

Un hombre que cumple los TODOS mandamientos de la Biblia escribe un libro sobre la experiencia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A. J. Jacobs ya es conocido en Estados Unidos como autor de libros ingeniosos, irreverentes y polémicos. Editor de la revista Esquire, saltó a la palestra cuando escribió un curioso libro sobre su experiencia al leerse los 32 volúmenes de la Enciclopedia Británica, de la A hasta la Z, en su edición del año 2002. El libro se llamó entonces, The Know-It-All: One Man´s Humble Quest to Become the Smartest Person (El sabelotodo: la humilde búsqueda de un hombre para convertirse en la persona más lista del mundo). Por desgracia, en España aún no ha sido traducido.

Jacobs también es autor de un libro de cuentos a lo Monty Phyton, Cuentos de hadas retorcidos, donde aparecen personajes como Vulgarcito o La Guapa y la Bestia).

En esta ocasión, su propósito ha sido seguir todos los mandamientos (unos 700) que aparecen en la Biblia. Algo que, probablemente, no hacen ni los católicos más ortodoxos.

En La Biblia al pie de la letra, vive literalmente durante nueve meses tal y como ordena en Viejo Testamento, y luego dedica los últimos tres meses al Nuevo Testamento. Tras asesorarse con sacerdotes y rabinos, entre otras cosas, se tuvo que dejar crecer la barba, tuvo que descansar durante el Sabbath, no pudo vestir ropas confeccionadas con fibras mezcladas, lapidó a un adúltero (aunque sólo con pequeños guijarros, ya que la Biblia no precisa el tamaño de las piedras), no se sentó en una silla que fuese ocupada por una mujer que sufriera el periodo menstrual (provocando las iras de su esposa, que se sentaba a propósito en todas las sillas de la casa). Al final, el ateo de Jacobs resulta que ha descubierto que vivir según la Biblia aporta grandes satisfacciones y una nueva forma de conocerse a sí mismo.

La industria cinematográfica ya ha adquirido los derechos del libro con la intención de llevarlos a la gran pantalla. Recemos (creyentes y ateos) para que no la protagonice Adam Sandler.

Vía | RJ Cartago

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio