Compartir
Publicidad

Entrevista a Enrique Páez (I)

Entrevista a Enrique Páez (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Enrique Páez (Madrid, 1955) es licenciado en Filología Española por la Universidad Complutense. Ha sido profesor de lengua y literatura en enseñanza primaria, secundaria y universitaria en diversos centros públicos y privados de Madrid y Nueva York. Con su primera obra infantil, Devuélveme el anillo, pelo cepillo, recibió el Premio Lazarillo a la creación literaria en 1991. Desde 1993 dirige un Taller de Escritura, en el que enseña técnicas narrativas aplicadas al relato breve y a la novela.

"Toda la historia de la literatura es autodidacta."

Sobre sus obras

Papel en Blanco: Buenos días, Enrique, y gracias por atendernos. En mi infancia, era usted un autor fundamental en la literatura juvenil española. Ahora está un poquito más perdido. ¿Qué ha hecho últimamente?

Enrique Páez: Desde los primeros libros que publiqué de literatura infantil y juvenil, como 'Devuélveme el anillo, pelo cepillo', 'El club del Camaleón', 'Abdel' y 'Un secuestro de película', he seguido escribiendo libros de texto de Lengua y Literatura para 1º, 2º, 3º y 4º de la ESO, y 1º y 2º de Bachillerato, así como un libro teórico que enseña a escribir libros de ficción, que se titula 'Escribir. Manual de técnicas narrativas'. Todo eso tiene que ver con que llevo 15 años dirigiendo el Taller de Escritura de Madrid, un centro dedicado a la enseñanza de la escritura para gente que quiere escribir relatos, novelas o guiones de cine. Pero ahora mismo estoy de regreso a la creación de la novela, pura y dura.

PeB: Tengo que confesarle que leí 'El Club del Camaleón' porque me lo impusieron en el colegio. A pesar de ser un libro de lectura obligada, toda la clase quedamos encantados con el argumento, cosa rara si lo comparamos con los demás libros que nos mandan leer cuando niños. ¿Qué cree que tiene de especial el libro, que llegó a vender casi 100.000 ejemplares?

EP: Yo escribí ese libro como homenaje a Enid Blyton y la pandilla de 'Los Cinco', y la de 'Los Siete Secretos', que eran los libros que yo leía a los doce y trece años. Está reactualizado todo, obviamente, porque donde antes los niños cabalgaban por el bosque, ahora pedalean con bicis en un cementerio de automóviles. Creo que el secreto está en escribir desde la infancia, y no para la infancia. Escribir a partir de la infancia interna, que cada uno debe reencontrar dentro de sí, y no de modo paternalista ni como recuerdo de una infancia que pertenece a un mundo caducado.

PeB: Leía a Enid Blyton por aquella época, y sospeché en su momento lo que me cuenta. 'El Club del Camaleón' habla de una conspiración para hipnotizar a la sociedad mediante la televisión. ¿Tiene su libro un carácter profético, o simplemente es el espíritu de la época?

EP: Cuento en la novela que los niños se quedaban hipnotizados por un rayo verde que surgía de los televisores en determinados programas. El rayo verde es intangible, pero yo veía a mi hijo hipnotizado por la pantalla, y sigo viendo a niños y adultos idiotizados frente al televisor ahora. Las cosas no cambian tanto. Es una metáfora de la alienación, una visibilización de una esclavitud mental.

Devuelveme el anillo, pelo cepilloPeB: Aún no he tenido la oportunidad de leerlo, pero 'Devuélveme el anillo, pelo cepillo' es uno de los libros de literatura infantil más recordados por los de mi generación. ¿Se hacen ahora títulos del género "como los de antes"?

EP: 'Devuélveme el anillo, pelo cepillo' fue mi primer libro juvenil, y ganó el Premio Lazarillo de Narrativa del Ministerio de Cultura. Ya van más de 150.000 ejemplares vendidos, y la verdad es que fue un adelantado a su tiempo, porque contaba una historia de misterio a través de ordenadores infectados por virus, y robo de guiones de programas de televisión. Ahora hay un regreso al los mundos fantásticos, modelo 'El señor de los anillos', porque son novelas menos peligrosas en cuanto a lo que se conoce por "políticamente correcto". Que un elfo o un centauro sean unos hijos de puta no es conflictivo, pero sí lo es que lo sea un gordo, uno con gafas, un homosexual, o un inmigrante. Ahora los "malos" de las novelas hay que buscarlos en los mitos o en la estratosfera.

PeB: Está usted escribiendo una novela por capítulos en su blog personal. ¿Cómo le va? ¿Lo ve como un proyecto plausible? ¿Le está gustando la idea?

EP: Sí, es una novela de aventuras y amor imposible, con la que me estoy divirtiendo mucho. Me daba un poco de miedo al principio, y eso que no soy demasiado paranoico con eso de los plagios. Pero he descubierto que un poco de presión me ayuda a escribir. Antes tenía a los editores, que me llamaban día sí día no para preguntarme por el libro que estaba escribiendo, pero con las novelas nadie me empuja. Ahora los lectores del blog me meten caña, y me piden más capítulos cada día. Y yo, en lugar de excusarme en los comentarios, procuro colgar una nueva página. Ya tengo la mitad de la novela escrita, y espero terminarla en un par de meses.

PeB: Por último, su 'Escribir. Manual de Técnicas Narrativas' ha tenido un gran éxito de crítica. Como profesor en un taller de escritura, ¿cree que un joven escritor puede llegar lejos siendo autodidacta, o es necesaria una formación?

EP: Se puede ser autodidacta, leyendo a muchos autores, desde luego, porque toda la historia de la literatura es autodidacta. Con un Taller de Escritura quizá se acorta el camino, pero también se debe seguir leyendo a los grandes autores. Así que la formación en un Taller no es necesaria, pero sí es una ayuda.

Sitio del autor | Enrique Páez Blog | Blog de Enrique Páez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio