Compartir
Publicidad

Chismes literarios

Chismes literarios
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El excelente blog Librosfera me manda a un interesante artículo de la revista Que Leer. Bajo el título Leyendas urbanas de la literatura Álvaro Colomer nos deleita con un ramillete escogido de anécdotas que ponen a prueba nuestra credulidad.

Es cierto que Vargas Llosa asestó un puñetazo a Gabriel garcía Márquez, aunque nunca ha quedado clara la razón, que queda abierta a especulaciones. El escritor Carlos Castaneda es protagonista de multitud de leyendas, y nadie puede afirmar conocer su verdadera historia. Aramis Fuster se coló en los almacenes de Planeta para realizar un sortilegio... completamente desnuda. El dicho de que los borrachos ven elefantes de color rosa se debe a Malcom Lowry, que afirmó ver dos cuando salía de un Pub.

La editorial Planeta no tenía mucha confianza en La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón e imprimió enseguida la edición de bolsillo. Cuando el libro empezó a venderse como rosquillas decidieron dejar esos libros en el almacén, hasta que las ventas bajen. Las extravagancias de Valle-Inclán y Camilo José Cela también son de antología.

Mi preferida es la que afirma que cuando Roberto Bolaño compró un estudio en Blanes encontró una nevera abandonada por los antiguos propietarios. Ni corto ni perezoso colocó el escritorio frente a la nevera y nunca la abrió. Imaginar que podía haber dentro, decía, era el mejor acicate para su imaginación.

Vía | Librosfera Sitio Oficial | Que Leer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio