Compartir
Publicidad

Cultura no comprará la casa de Vicente Aleixandre

Cultura no comprará la casa de Vicente Aleixandre
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras una veintena de representantes de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre se manifestaba a sus puertas, el ministerio de Cultura ha anunciado que definitivamente no comprará la casa del poeta. Entre las razones aducidas están que el ministerio sigue sin estar dispuesto a pagar su precio real, que se queja del estado de abandono del edificio y que finalmente el valor de la casa de Aleixandre es simbólico, no real.

Dice el director general del Libro, Rogelio Blanco:

[En la casa de Velintonia 3] no hay nada de Aleixandre, ni muebles, ni archivos, ni documentos, ni primeras ediciones, por lo tanto el contenido de este centro cultural tendríamos que inventarlo. La casa necesita una inversión en restauración muy fuerte y no tiene ningún valor arquitectónico. Ni siquiera podríamos declararlo edificio BIC (Bien de Interés Cultural). Solo tiene un valor simbólico pero el Estado tiene que administrar lo mejor posible los presupuestos y hay un desequilibrio muy grande.

Por una parte, entiendo que el Estado tenga que administrar con lupa sus presupuestos. Cuando tienes que dejarte millón y medio de euros en remedar una chapuza como es la aplicación del canon bibliotecario, es prudente ahorrar. Por otra parte me hace gracia eso de que la casa no tiene valor real porque Aleixandre no se dejó nada dentro. Desconocía esa vertiente fetichista de nuestro ministerio. Y luego quejarse de tener que inventarse el contenido de un centro cultural... es como si Sanidad protestara por tener que llenar de máquinas los hospitales.

El señor Blanco, y con él el ministerio de Cultura, se hacen los tontos. No se quieren dar por enterados de que la casa de Vicente Aleixandre sirvió como punto de encuentro para poetas e intelectuales de todas las generaciones y tendencias bajo el franquismo, una verdadera tierra franca (perdón por el retruécano) en un panorama cultural gris y homogéneo. Una lástima que ni Juan Ramón, ni Lorca, ni Guillén, ni Valente, ni Claudio Rodriguez dejaran un graffiti o se olvidaran el sombrero en ella: le hubieran hecho un gran favor a la memoria de uno de los grandes olvidados de la poesía.

Finalmente está la acusación por parte de Blanco de que las reividicaciones de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre son electoralistas por manifestarse tres días antes de las elecciones autonómicas. Resulta chocante, más que nada porque políticos de todos los tamaños y colores se han apuntado a reclamar la casa de Aleixandre cuando les ha convenido. Claro que a lo mejor la Asociación es una de esas agrupaciones tapadera que están ahora de moda y sólo ciertos tipos agudos con miedo a perder el sillón lo perciben...

Vía | Yahoo! Noticias En Papel en Blanco | Continúan luchando por la casa de Vicente Aleixandre, España podría pagar 300.000 euros diarios si incumple el canon bibliotecario

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio