Compartir
Publicidad

Hoy se cumple el 75 aniversario de la muerte de Rudyard Kipling

Hoy se cumple el 75 aniversario de la muerte de Rudyard Kipling
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal día como hoy, niños y niñas, hace setenta y cinco años, moría en Londres el escritor británico Rudyard Kipling, y como es habitual, desde Papel en Blanco queremos dedicarle un pequeño homenaje. En ocasiones hemos hablado de él, ya sea para escuchar sus versos en un anuncio o celebrar el hallazgo de un ejemplar de 'El libro de la selva' dedicado. Sea como sea, Rudyard Kipling pertenece a esa generación de autores victorianos que se convierten en clásicos por derecho propio, y acercarse a su literatura siempre se ve recompensado.

Joseph Rudyard Kipling nació en Bombay en 1865, hijo de un oficial del ejército británico en la India. Tras una infancia solitaria en un internado inglés, donde las únicas alegrías provenían de las visitas a sus tíos, la hermana de su madre Georgiana y su marido, el pintor Edward Burne-Jones, Kipling viajó hasta Lahore para convertirse en el Director de la Colección Nacional de Arte de Lahore. Allí fue donde comenzó su andadura literaria, como editor asistente del periódico local, La Gaceta civil y militar.

Poco a poco, sus poemas y sus cuentos fueron apareciendo en este periódico, pero sus ansias por escribir no estaban satisfechas, por lo que tras publicar varios libros de relatos, decidió utilizar el dinero que tenía ahorrado para volver a Londres, verdadero centro literario de la época. En 1889 salía de la India, cruzando el mundo y recorriendo los Estados Unidos, escribiendo relatos de lo que veía y que después se publicarían bajo el nombre de De un mar a otro. En 1890 llegaría a Londres, donde ya era reconocido como autor.

Viajero incansable, tras contraer matrimonio con Carrie Balestier, hermana de un amigo, la pareja se instalaría en Estados Unidos, donde nacería su primera hija, Josephine. Esta es la época de El libro de la selva, Capitanes intrépidos o Gunga Din, todas ellas obras maestras de la literatura. Sin embargo, desavenencias con su cuñado por motivos de las tierras que habían comprado, harán que la familia vuelva a Londres. De nuevo en Inglaterra, y con otros dos hijos nacidos, John y Elsie, Kipling escribirá poemas, libros infantiles como Puck de la colina de Pook y también algunos artículos políticos.

La desgracia, sin embargo, no tardará en cernirse sobre la familia, ya que en 1899 en una visita a los Estados Unidos, su hija Josephine contraerá una pulmonía y moriría por esa causa. Kipling, cada vez más politizado, rechazará varios premios y distinciones, como la Orden de Caballero, pero sin embargo, aceptará el Nobel que le fue entregado en 1907. El autor no dejará de advertir de los peligros de una gran guerra, pero sus advertencias no fueron escuchadas.

Sin embargo, la guerra explotó y su hijo John fue obligado a alistarse. John moriría en la Batalla de Loos, quedando el autor desconsolado. A partir de aquí, comenzará una serie de escritos de guerra como Francia en guerra, aún rabioso por la muerte de su hijo. Tampoco abandonará del todo su faceta lúdica, y obras como Thy Servant a Dog, una serie de cuentos donde describe la vida de una familia inglesa campesina a través de los ojos de los perros, son de esta época.

Con su única hija viva, Elsie, ya casada, el matrimonio Kipling emprenderá de nuevo su afición por los viajes, buscando también un alivio para sus enfermedades. El 18 de Enero de 1936, y debido a una hemorragia interna, Rudyard Kipling fallecía y sería enterrado en la Abadía de Westminster. Moría así uno de los más grandes escritores que había dado el Imperio Británico de la época y sin el cual muchas de las rutinas de los oficiales británicos en la India no hubieran llegado a nuestro conocimiento.

Nunca he leído 'El libro de la selva'. He visto la película, sí, como casi todo el mundo, pero nunca he leído el libro. Sí he leído sin embargo, El hombre que pudo reinar, y me parece sin lugar a dudas uno de los mejores cuentos que he leído en mi vida. También leí cuando era pequeña algunos de los cuentos de 'Puck de la colina de Pook' y aunque no los recuerdo con exactitud, si se que me gustaron mucho. No puedo dejar de recomendaros también la película que adaptó 'El hombre que pudo reinar', porque me parece una gran película (y Sean Connery está que se sale ahí, jeje). La verdad es que me gusta mucho hablar de este escritor y estos pequeños homenajes no hacen sino darme ganas de leer alguna obra suya. Quizás vaya siendo hora de leer 'El libro de la selva'...

En Papel en Blanco | Rudyard Kipling

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio