Compartir
Publicidad

Invitación a Vargas Llosa caldea los ánimos en Argentina

Invitación a Vargas Llosa caldea los ánimos en Argentina
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mario Vargas Llosa el reciente ganador del Premio Nobel de literatura y uno de los escritores más importantes en lengua hispana y representante fundamental del llamado Boom de la Literatura Latinoamericana de los años 60 y70 del siglo pasado, es una figura pública que, a donde sea que llega (o no llega aún) genera polémica. No deja a nadie sin reacción; a veces por que se las busca con sus declaraciones pero a veces sin hacer prácticamente nada o simplemente aceptando una invitación a inaugurar la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Lo cierto es que declaraciones van y declaraciones vienen luego de que, a raíz de la invitación al autor de La fiesta del Chivo y tantas otras novelas maravillosas para que inaugure 'informalmente' la segunda Feria del libro más importante del mundo hispano, un grupo de intelectuales (cercanos al movimiento kirchnerista, dicen) convocó la firma de un documento de repudio contra Vargas Llosa. Los argumentos no tenían que ver con la calidad literaria del peruano sino principalmente por sus declaraciones en contra de la nación argentina y su gobierno.

Convertido desde hace años en vocero de los grupos multinacionales editoriales y mediáticos, de un supuesto “liberalismo” de sometimiento y depredación, y de la oposición a lo que ellos denominan “gobiernos populistas” en América latina, Mario Vargas Llosa se ha ensañado de modo muy particular con nuestro país y nuestra sociedad, en declaraciones vastamente difundidas por esos mismos medios.

Pronto, nuevas voces se agregaron a la de los firmantes y 'echaron más leña al fuego' , como es el caso de la carta que el Director de la Biblioteca Nacional de Argentina, Horacio Gonzalez, dirigió al Presidente de la Cámara Agentina del Libro y donde expresó que la invitación a Vargas Llosa era un hecho 'sumamente inoportuno' dada la postura que el escritor recurrentemente había tomado con respecto al país suramericano.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pronto llamó a la sensatez y pidió a González que retirara la comunicación y que recordara que de lo que se trata es de defender y respetar la libertad de expresión. Otra voz femenina que salió a relucir fue la de María Kodama quien dijo que la postura política debía dejarse de lado y votó porque permitieran que el escritor peruano llegue y diga lo que tenga que decir.

Para Vargas Llosa mismo, la polémica es absurda como se desprende unas declaraciones de su esposa quien ha dicho que al escritor no le interesa ir a Argentina a generar o alimentar una polémica y recordó que la Feria es un espacio para la literatura.

Dicen que la polémica cesa pero por momentos parece que apenas comienza, ya que nadie se ha retractado de sus posturas pero todos parecen acceder a una suerte de 'pacto de caballeros' (y damas, en este caso). Por lo pronto, habrá que esperar al 19 de abril próximo cuando se inaugure la Feria a la cual, por cierto, también están invitados: Wilbur Smith, Carlos Páez Vilaró, François Dubet, Rosa Montero, Juan José Millás y Antonio Muñoz Molina.

Más información | Las cartas de un debate que recién empieza, Frenan desde el gobierno la movida contra Vargas Llosa en la Feria En Papel en Blanco | Mario Vargas Llosa Fuente de la imagen | Infobae

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio