Compartir
Publicidad

J.K. Rowling demandada por plagio, ¿tendrá algún hechizo contra esto?

J.K. Rowling demandada por plagio, ¿tendrá algún hechizo contra esto?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hace unos meses os hablaba de que J.K. Rowling había dado un aviso a Ediciones B a través de sus servicios jurídicos, ahora la famosa creadora de la saga Harry Potter vuelve a requerirlos por un motivo bien distinto. Y es que Rowling ha sido demandada por plagio por los herederos de Adrian Jacobs, que dicen que nuestra amiga copió varios pasajes de Las aventuras de Willie el Mago que pueden verse en Harry Potter y el cáliz de fuego. Sirva como ejemplo, según los demandantes, un concurso de magos o que éstos viajen en tren. ¡Vaya dos ejemplos! ¡Está claro que es plagio! ¿A quién si no se le podría ocurrir semejantes ideas? Para partirse de risa…

Toda esta historia no es nueva, ya que existía la acusación de plagio desde hace unos meses, pero contra la editorial Bloomsbury. La novedad reside en que J.K. Rowling ha sido añadida a la causa como acusada por un tribunal de Londres. Ya en el momento de la primera acusación, Bloomsbury negó el plagio de manera enérgica y ahora la autora británica ya se ha encargado de dejar claro en un comunicado lo molesta que se siente ante esta demanda:

Me siento entristecida porque se haya hecho otra demanda diciendo que he tomado material robado de otra fuente para escribir Harry.

J.K. Rowling ha asegurado también que nunca había oído hablar del autor antes de que los herederos pusieran la primera demanda y deja claro que ni siquiera ha leído el libro. Esta es la impresión que le queda de la naturaleza de esta demanda:

Las denuncias que se han hecho no sólo son infundadas sino absurdas y estoy decepcionada porque se nos haya puesto en la situación de tener que defendernos a mí y a mi editorial Bloomsbury en Reino Unido.

En cuanto a Adrian Jacobs, del que tampoco yo había oído hablar nunca, era un abogado de Londres que consiguió hacer una gran fortuna a través de una inversión en el mercado de valores. Una de sus aficiones era inventar historias para niños, consiguiendo publicar el libro de ‘Las aventuras de Willie el Mago’ y presentándolo en varios colegios. Esto le llevó a escribir incluso una segunda parte, Holiday Antics, que jamás ha sido publicada. A finales de los ochenta tuvo un derrame cerebral y acabó sus días con poco dinero y en una residencia de ancianos.

Sinceramente, J.K. Rowling no es precisamente una autora que me guste y sólo he leído el primer libro de la saga, pero tengo toda la impresión que está claro lo que los herederos de Jacobs quieren conseguir con esta acusación de plagio, que no es otra cosa que dinero sea de la forma que sea. Con lo que da que hablar este asunto ya les viene bien y seguro habrá reediciones y publicaciones de sus obras. Ya se verá quién lleva razón, de momento me parece que estamos llegando a unos extremos lamentables con la cultura del ‘todo vale’... Ya vendrán tiempos mejores, espero.

Vía | Europa Press
Más información | El Mundo
En Papel en Blanco | Ediciones B se topa con los abogados de J.K. Rowling

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio